Internacional
Domingo 23 junio de 2019 | Publicado a las 15:59
Argentina inicia dura campa√Īa presidencial en medio de la recesi√≥n
Por Felipe Delgado
La información es de Agence France-Presse
visitas

En medio de la recesi√≥n, Argentina lanz√≥ este s√°bado la carrera presidencial. El mandatario liberal Mauricio Macri, que busca la reelecci√≥n, se opone a Alberto Fern√°ndez, que encabeza la f√≥rmula peronista que incluye a la exmandataria de centroizquierda Cristina Fern√°ndez de Kirchner y arranca con cierta ventaja seg√ļn las encuestas.

El tercero en disputa es el centrista Roberto Lavagna, aunque est√° bastante retrasado en un escenario polarizado entre el macrismo y el kirchnerismo, en el que se debaten los argentinos.

El pa√≠s va a las urnas en medio de una recesi√≥n que comenz√≥ el a√Īo pasado y que deja pobreza (32% en 2018), desempleo (10,1% en el primer trimestre de este a√Īo) e inflaci√≥n (47,6% en 2018 y acumul√≥ m√°s de 19% a mayo √ļltimo).

Miles de personas han ido cayendo en la pobreza en los √ļltimos meses ante la dram√°tica combinaci√≥n de falta de trabajo e inflaci√≥n, sobre todo en productos b√°sicos como leche, carne y pan, y muchos deben a menudo acudir a comedores de caridad.

A ello se suman aumentos de hasta 1.000% en las tarifas de electricidad, gas, agua y transporte, que hasta 2015 estaban subsidiadas.

La recesi√≥n ha afectado la popularidad de Macri, un ingeniero de 60 a√Īos que busca timonear el pa√≠s otros cuatro a√Īos, pero no tanto como para dejarlo fuera de carrera.

“No volver al pasado”

Cr√≠tico de las pol√≠ticas proteccionistas, de controles y subsidios que caracterizaron al gobierno precedente de Cristina Fern√°ndez de Kirchner (2007-2015), Macri sufri√≥ devastadoras corridas cambiarias y recibi√≥ en 2018 un auxilio del Fondo Monetario Internacional de 56.000 millones de d√≥lares a cambio de la promesa de lograr equilibrio fiscal este a√Īo y super√°vit en 2020.

Se presenta con la coalici√≥n que le ha acompa√Īado en estos a√Īos, que integran su partido Propuesta Republicana (PRO) y la Uni√≥n C√≠vica Radical (UCR), a la que sum√≥ a un sector del peronismo de derecha al incluir como aspirante a la vicepresidencia al senador Miguel √Āngel Pichetto, quien hasta hace pocos d√≠as era el jefe del bloque parlamentario del Partido Justicialista (peronista).

Macri pide “no volver al pasado”, en alusi√≥n al periodo kirchnerista, porque considera que ser√≠a equivalente a una autodestrucci√≥n.

N√©stor L√≥pez, un agricultor de 67 a√Īos, coincide con esa idea y expresa su deseo de que “se mantenga el actual gobierno”. “Si bien estamos transcurriendo una situaci√≥n muy dif√≠cil, se est√°n haciendo cosas y hay seriedad en proyectos a largo plazo”, dice.

Las encuestas más recientes le dan a Macri-Pichetto menos del 30% de la intención de voto.

Hacer un pa√≠s “vivible”

Por su lado, la f√≥rmula que encabeza Alberto Fern√°ndez, que re√ļne a diversas corrientes del peronismo de centro y de izquierda y se ubica mejor en los sondeos con m√°s del 30% de las preferencias, exalta las dificultades econ√≥micas, en particular la pobreza y el desempleo, y se presenta como el sector de mayor sensibilidad social, prometiendo una “movilidad social ascendente” y “hacer vivible la Argentina”.

Esas palabras son del agrado de √Āngela Fabiana Duarte, de 40 a√Īos, desempleada y madre de un ni√Īo. “Este gobierno no me favoreci√≥ en nada, al contrario. Que se vaya este gobierno. Cuando estaba Cristina ten√≠a trabajo”, dice.

Fern√°ndez, quien fue jefe de gabinete del fallecido expresidente N√©stor Kirchner (2003-2007) y tambi√©n en 2008, durante el primer a√Īo de gobierno de su viuda Cristina, aport√≥ el toque de moderaci√≥n necesario para que la propuesta electoral sumara a sectores peronistas alejados de la visceral exmandataria.

Despolarizar

La tercera fuerza en disputa es la que postula la fórmula que encabeza el exministro de Economía Roberto Lavagna y secunda el gobernador de Salta, Manuel Urtubey, ambos peronistas de centro que concitan alrededor del 10% de la intención de voto.

Su espacio surgi√≥ en un intento por despolarizar a la sociedad, que en los a√Īos recientes ha girado en torno a la “grieta”, como se refieren los argentinos a las agudas diferencias entre quienes adhieren al kirchnerismo y quienes comulgan con el macrismo.

Sin embargo, esa iniciativa, apoyada en los gobernadores peronistas de centro, perdió fuerza con la incorporación de Fernández a la fórmula electoral de Kirchner, que arrastró a una importante porción de lo que se conocía como Alternativa Federal y ahora se presenta bajo el nombre de Consenso Federal.

Binomios definidos

Las alianzas entregaron sus listas antes de medianoche. Quedaron así definidos los aspirantes a tomar las riendas del país. Antes del comicio presidencial del 27 de octubre, deberán someterse a primarias abiertas y simultáneas el 11 de agosto, que operan de hecho como una gran encuesta nacional pues han evitado con trabajosos acuerdos la competición interna.

En la primera vuelta de octubre, solo habrá un candidato victorioso si obtiene el 45% de los votos, o atrae el 40% y una diferencia superior a 10% con el segundo más votado. De no ser así, habrá un balotaje el 24 de noviembre.

En la primera ronda también se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado; se elegirá al gobernador de la provincia de Buenos Aires, la más grande y poblada de este país de 44 millones de habitantes, así como en otros tres distritos.

Tendencias Ahora