Internacional
Lunes 13 mayo de 2019 | Publicado a las 12:50
"Sangr√≠a de artistas y poes√≠a vand√°lica": exilio de la cultura nicarag√ľense en la era Daniel Ortega
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La irresuelta crisis pol√≠tica en Nicaragua dej√≥ centenares de manifestantes muertos y presos, m√°s de 62.000 exiliados y un pa√≠s dividido, con miedo. Conocidos m√ļsicos que apoyaron las protestas sociales se vieron forzados al destierro, mientras los escritores debieron suspender o “llevar al exilio‚ÄĚ importantes festivales literarios, hasta entonces exitosos. Tal es el caso de Centroam√©rica Cuenta, encuentro de narradores fundado y presidido por el escritor Sergio Ram√≠rez, Premio Cervantes de Literatura 2017, que ha cambiado de sede y a partir del lunes 13 de mayo se celebra en Costa Rica.

“No quisimos arriesgarnos a una nueva suspensi√≥n como ocurri√≥ en mayo pasado, debido a la inestabilidad que a√ļn persiste en Nicaragua. Hemos encontrado un apoyo decidido del presidente Carlos Alvarado y de la C√°mara del Libro costarricense para celebrar esta VI edici√≥n en San Jos√©‚ÄĚ, dijo Ram√≠rez a DW. Se espera que m√°s de 130 escritores de 21 pa√≠ses se den cita durante la jornada literaria, que durante cinco d√≠as ofrecer√° m√°s de 80 conversatorios y presentaciones de libros, en lo que Ram√≠rez considera es ya “una empresa cultural en marcha‚ÄĚ.

Inicialmente la decisi√≥n le provoc√≥ tristeza y el a√Īo pasado el encuentro se suspendi√≥ “con todo el dolor del alma”, seg√ļn lo relat√≥ entonces el laureado autor de “Mil y una muertes‚ÄĚ. Pese a ello, ahora afirma que asume el reto como una oportunidad de extender el evento en la regi√≥n y m√°s all√°. “Hemos echado ra√≠ces fuertes y ya somos una instituci√≥n cultural centroamericana. No puedo decirte cu√°ndo regresaremos a Nicaragua, pero mientras tanto buscaremos escenarios alternos que podr√≠an ser Guatemala, Panam√°, M√©xico o Espa√Īa‚ÄĚ, indica.

Una “sangr√≠a‚ÄĚ de artistas

Sergio Ram√≠rez, que junto a los poetas Ernesto Cardenal y Gioconda Belli ha dado expl√≠cito apoyo a las protestas sociales contra el presidente Daniel Ortega, lament√≥ que tambi√©n hayan marchado al exilio m√°s de un centenar de periodistas y reconocidos m√ļsicos por expresar su oposici√≥n al gobierno. “Es una verdadera sangr√≠a, hemos perdido nada menos que a Carlos y Luis Enrique Mej√≠a Godoy, voces emblem√°ticas de la cultura nicarag√ľense‚ÄĚ que vivieron su primer exilio durante la dictadura de Anastasio Somoza, derrocado por los sandinistas en 1979.

Radicados provisionalmente en Estados Unidos, los Mej√≠a Godoy ‚Äďhoy con m√°s de 70 a√Īos de edad‚Äď concentran sus energ√≠as en recorrer el mundo, nuevamente, para pedir solidaridad con Nicaragua. “Cuarenta a√Īos despu√©s vuelvo a tomar mi guitarra para reclamar justicia, igualdad, libertad y paz. Cuarenta a√Īos despu√©s, me siento obligado a vivir lejos de mi tierra‚ÄĚ, cont√≥ a DW Luis Enrique Mej√≠a Godoy.

A su juicio, Ortega “se convirti√≥ en un dictador, independientemente de que √©l y su partido (el Frente Sandinista) se consideren de izquierda. Es lo mismo que el gobierno de Somoza, que reprimi√≥ con c√°rcel, desapariciones y exilio a los que se le opon√≠an‚ÄĚ.

DW
DW

Cultura “vand√°lica‚ÄĚ

Como ellos, otros cantautores marcharon al exilio tras participar en conciertos improvisados que acompa√Īaban las gigantescas manifestaciones contra Ortega en 2018. Muchos temas se hicieron virales en las redes sociales y entraron a la lista de “canciones vand√°licas‚ÄĚ, apelativo utilizado por el gobierno y que sus detractores reivindican con orgullo.

Una de ellos es la conocida rockera Gaby Baca, quien estos meses ha recorrido Europa en tren para dar recitales, apenas con una mochila y su guitarra. “Quisiera volver a mi tierra, pero ¬Ņqui√©n me garantiza la vida si el gobierno ha incumplido sistem√°ticamente todos sus compromisos?‚ÄĚ.

Viviendo ahora “entre Panam√° y el mundo‚ÄĚ, la artista cant√≥ para los manifestantes “autoconvocados en Monimb√≥, el aguerrido barrio ind√≠gena de la ciudad de Masaya, donde se levantaron decenas de barricadas contra el gobierno. Decidi√≥ abandonar el pa√≠s despu√©s de escuchar tiroteos cerca de su casa y cuando sinti√≥ que ya no pod√≠a “vivir en libertad‚ÄĚ.

Entre los m√ļsicos exiliados m√°s j√≥venes figura Jandir Rodr√≠guez, de 25 a√Īos y nacido en Jinotega, una provincia del norte del pa√≠s. Por ser autor de varias piezas dedicadas a la rebeli√≥n c√≠vica recibi√≥ amenazas que forzaron su salida del pa√≠s hace cinco meses.

“No creo equivocarme si digo que abril fue el renacimiento del arte en Nicaragua‚ÄĚ, explic√≥ a DW, al referirse a la cantidad de canciones surgidas al calor de las protestas. A nivel personal, asume su exilio como algo “emocional y econ√≥micamente dif√≠cil, como el de todos‚ÄĚ. Pero tambi√©n “como un camino a Ema√ļs, ese que se emprende al sentir que no hay esperanza, pero el que tomas de vuelta en alg√ļn momento‚ÄĚ.

Poesía en silencio

Otro de los escenarios art√≠sticos importantes afectados por la crisis fue el Festival Internacional de Poes√≠a de Granada, fundado en 2005 y cuya √ļltima edici√≥n se realiz√≥ en febrero de 2018, dos meses antes del estallido de las protestas. El evento reun√≠a cada a√Īo a cientos de poetas de todo el mundo que le√≠an sus versos en parques y esquinas de la ciudad colonial m√°s tur√≠stica de Nicaragua, cuyas calles a√Īoran desde hace meses la presencia de visitantes extranjeros.

El gobierno anunci√≥ en abril un “Programa de retorno voluntario‚ÄĚ de miles de exiliados. Sin embargo, √©ste no fue aceptado por la opositora Alianza C√≠vica en la segunda mesa de di√°logo, por considerar que las entidades rectoras del proyecto, entre √©stas la Polic√≠a, han estado involucradas en la represi√≥n.

Para la poeta Gioconda Belli, vicepresidenta del Festival, el exilio de los artistas entre m√°s de 62.000 nicarag√ľenses “es algo muy triste, que nos deja sin una parte de nuestra alma‚ÄĚ. Para ella, “Nicaragua, un pa√≠s que se ha dado a conocer por su literatura, su poes√≠a y su m√ļsica, est√° en este momento en una especie de reflujo cultural porque la represi√≥n se ha dirigido a aterrorizar a quienes han tenido el valor de decir lo que piensan‚ÄĚ.

Sin embargo, seg√ļn Belli, el trabajo de los artistas exiliados abona a la “resistencia‚ÄĚ contra el gobierno: “Hemos sufrido varios exilios y el aporte de nuestros creadores siempre ha sido un b√°lsamo para el coraz√≥n de la gente que sufre‚ÄĚ.

DW
DW
Tendencias Ahora