Contenido publicado por:
Contenido publicado por:
Publicado por Javier Arriagada | 11 mayo, 2019 a las 14:50 Visitas:
Terrible
El aterrador caso de hombre que se arrancó los ojos e intentó mutilar sus genitales en plena calle
Contexto | Pexels
Publicado por Javier Arriagada
11 mayo, 2019 a las 14:50 Visitas:

Aterrados quedaron los vecinos de Ciudad del Este en Paraguay, luego de ser testigos del terrible actuar de un estudiante de medicina de 34 años.

Se trata del brasileño Ugo Leonardo Da Costa Jardim, quien a eso de las 10.20 de la mañana del pasado miércoles, se paró en medio de la calle para posteriormente desnudarse y arrancarse el ojo izquierdo con sus propias manos.

Lee También...

Acusan a madre de abuso por malas condiciones de higiene de sus hijos: vivían rodeados de cucarachas

Ir al artículo

Minutos después se arrodilló, levantó sus brazos y arrojó su globo ocular al asfalto. Intentó sacarse el segundo ojo, pero no le fue posible, por lo que se dispuso a arrancarse los genitales.

En ese instante los vecinos intervinieron y lograron controlarlo. Hasta el lugar llegó la policía y el joven fue trasladado hasta el Hospital de Trauma de la ciudad paraguaya.

Cabe señalar que antes de infringirse estas lesiones, el joven había estado en la capilla de San Blas, donde se confesó con un sacerdote. Al lugar llegó en su motocicleta, la cual dejó estacionada en plena calle.

“Es la primera vez que vemos una automutilación, por doloroso que es. Lo extraño es que él no parecía reaccionar ante el dolor en ese momento”, el médico Federico Schrodel, tal y como consigna el sitio Clarín.

En este contexto, el especialista señaló que podría existir una enfermedad de base psiquiátrica, pero todavía no es seguro afirmarlo.

Sus compañeros de universidad, señalaron que Da Costa Jardim es una persona muy religiosa. Además, les comentó anteriormente que había terminado una relación amorosa y estaba muy triste.

“Está sedado pero alcanzó a decirnos que dejó la medicación hace meses (…) Podría ser esquizofrenia o un trastorno límite de la personalidad“, finalizó el médico, sobre los misterios que esconde este aterrador caso.

Tendencias Ahora