Internacional
Sábado 23 marzo de 2019 | Publicado a las 10:35 · Actualizado a las 12:03
La "grieta" argentina en los cimientos de la justicia que se hace m√°s notoria en pleno a√Īo electoral
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
Con información de Paola Alemán.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un tira y afloja entre un juez federal y un fiscal, crispa el ambiente argentino en un a√Īo electoral en el que gobierno y oposici√≥n parecen evaluar cada caso en funci√≥n de su provecho pol√≠tico.

Parece la trama de una de esas series de televisión en que las intrigas, las influencias y la corrupción velan por un alto rating.

El caso que investiga el juez federal argentino Alejo Ramos Padilla, de la localidad bonaerense de Dolores, por lo menos tiene los cl√°sicos ingredientes. “Estamos investigando una red de espionaje pol√≠tico y judicial de magnitud‚ÄĚ, dijo ante la Comisi√≥n de Libertad de Expresi√≥n de la C√°mara de Diputados el magistrado, que lleva la causa que tiene procesado y en prisi√≥n preventiva a Marcelo D’Alessio, un supuesto abogado que result√≥ no serlo y a quien el empresario Pedro Echebest denunci√≥ por haber intentado extorsionarlo.

B√°sicamente y a manera de ejemplo, D’Alessio utilizaba la informaci√≥n para presionar, coaccionar y extorsionar con objetivos pol√≠ticos, judiciales y econ√≥micos, seg√ļn lo publicado por el medio argentino Perfil. Una de sus “v√≠ctimas” era la gobernadora de Buenos Aires, Mar√≠a Eugenia Vidal. Tendr√≠a lista informaci√≥n personal de √©sta, que pretend√≠a usar en su contra.

Perfil | Argentina
Perfil | Argentina

Seg√ļn la denuncia del empresario Echebest, D’Alessio le pidi√≥ 300.000 d√≥lares para evitar verse involucrado en el caso de presuntos sobornos a antiguos altos funcionarios del kirchnerismo, en el que tambi√©n est√° procesada la expresidenta Cristina Fern√°ndez. El fiscal de la llamada “causa de los cuadernos‚ÄĚ, Carlos Stornelli, niega tener relaci√≥n con el asunto; y tambi√©n se niega a declarar ante el juez Ramos Padilla, que acaba de citarlo por tercera vez.

DDW | Carlos Stornelli
DW | Carlos Stornelli

Las puertas del infierno

“D’Alessio de alguna manera abri√≥ las puertas del infierno‚ÄĚ, dice a DW Javier Miglino, abogado especialista en derechos humanos y director de la ONG Defendamos la Rep√ļblica Argentina. Considera “por lo menos curiosa‚ÄĚ la negativa de Stornelli a declarar. “Creo que el juez Ramos Padilla tiene, de alguna manera, la legitimidad de decir ‚Äėyo cort√© con este affaire de corrupci√≥n, y ahora empiezo a investigar. Por eso ser√≠a interesante que todos los involucrados colaboraran con la Justicia, por lo menos para evitar toda esta situaci√≥n que no hace m√°s que enrarecer el clima pol√≠tico en la Rep√ļblica Argentina‚ÄĚ, apunta.

El oficialismo ve las cosas de otra forma. Los diputados de “Cambiemos” no estuvieron presentes para escuchar a Ramos Padilla en la Comisi√≥n de Libertad de Expresi√≥n, por considerar, seg√ļn un comunicado, que se trat√≥ de una “puesta en escena‚ÄĚ.

Pero el periodista Carlos Pagni, citado por Perfil, dice que si todo es como la l√≠nea de investigaci√≥n apunta, estar√≠a involucrada la n√ļmero dos de la Agencia Federal de Inteligencia,(AFI) Silvia Majdalani. Lo anterior involucra de sobremanera al gobierno argentino en la trama.

La situaci√≥n no le llama tanto la atenci√≥n a Pablo Secchi, Director Ejecutivo de la Fundaci√≥n Poder Ciudadano, el cap√≠tulo argentino de Transparencia Internacional. “Es algo que viene sucediendo con gravedad hace muchos a√Īos‚ÄĚ, se√Īala el polit√≥logo, refiri√©ndose a “como se mete el Poder Ejecutivo en el Poder Judicial‚ÄĚ. Cuando surgen causas inc√≥modas, “lo primero que intentan es desplazar al juez‚ÄĚ, indica.

Polarización política

Eso no implica, desde luego, que la situaci√≥n no le preocupe. Por el contrario. Seg√ļn Secchi, “en Argentina todo responde a la famosa grieta que tenemos entre el oficialismo y cierta oposici√≥n. Entonces, lo que se busca es ver c√≥mo esta causa en particular puede favorecer a uno de los dos bandos. Algunos dicen: ‚Äėsi efectivamente Stornelli estaba haciendo algo por fuera de la norma, esto quiere decir que la causa de los cuadernos es toda mentira’. Y no es as√≠. Una causa no tiene que ver directamente con la otra. En la causa de los cuadernos hay much√≠simas pruebas para avanzar en ese sentido. Y en esta causa en particular se tiene que investigar, porque todav√≠a es bastante preliminar‚ÄĚ.

Miglino coincide en cuanto a los efectos de la polarizaci√≥n. “Hay un razonamiento de que, si investigamos a los que estaban antes, todo bien; si investigamos a los que est√°n ahora, no tanto. Yo creo que eso es lo que la gente siente en la calle‚ÄĚ, dice el abogado.

A su juicio, “ser√≠a positivo para la Rep√ļblica Argentina que esta causa siga adelante -me refiero a la causa de D’Alessio, a este gran affaire de corrupci√≥n-, que se investigue‚ÄĚ. “Por ahora estamos viendo la punta del iceberg. Por eso es interesante que se pueda seguir investigando‚ÄĚ, subraya tambi√©n Secchi.

Perjuicio institucional

De momento, el tira y afloja est√° perjudicando a la Justicia como instituci√≥n. El propio presidente de la Corte Suprema argentina, Carlos Rosenkranz, reconoci√≥ en el discurso de apertura del a√Īo judicial que hay “desconfianza‚ÄĚ de la ciudadan√≠a hacia los jueces.

“Hace much√≠simos a√Īos que la Justicia no responde a las necesidades del Derecho y de los ciudadanos. El da√Īo institucional es realmente muy grande, porque en cada caso particular se rediscuten las bases del sistema judicial. En vez de estar discutiendo un caso de infiltraci√≥n de los sistemas de inteligencia, o en vez de estar discutiendo el caso de los cuadernos, en cuanto hechos de soborno y corrupci√≥n, se est√° discutiendo sobre la validez de los jueces y los fiscales que tienen que investigar esos casos‚ÄĚ, se√Īala el director ejecutivo de Poder Ciudadano.

Y considera necesarios cambios de fondo, que requerir√≠an voluntad pol√≠tica tanto del gobierno como de la oposici√≥n. “Hay que dejar actuar con objetividad a los jueces y todos ponerse a disposici√≥n de la justicia, que pareciera que no es lo que est√° pasando en este momento‚ÄĚ.

JUAN MABROMATA / Agencia France-Presse
JUAN MABROMATA / Agencia France-Presse
Tendencias Ahora