Internacional
Lunes 07 enero de 2019 | Publicado a las 00:45
¬ŅDesatar√° Bolsonaro una nueva fiebre del oro en el Amazonas?
Por Jonathan Flores
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“El expresidente Luiz In√°cio Lula da Silva ten√≠a la siguiente visi√≥n: Brasil es un pa√≠s grande, es un lugar para reservas naturales y agricultura industrial”, dice Thomas Fatheuer, de la red brasile√Īa Cobra. En cambio, “la visi√≥n del nuevo presidente Bolsonaro es: necesitamos m√°s espacio para la agroindustria”.

Inmediatamente despu√©s de su investidura, de la cual ayer domingo se cumpli√≥ una semana, Bolsonaro comenz√≥ a implementar esta visi√≥n. Traslad√≥ la responsabilidad de la designaci√≥n de √Āreas Ind√≠genas y Ecol√≥gicas Protegidas del Ministerio de Justicia al Ministerio de Agricultura, liderado por la lobbista agraria Tereza Cristina Dias, y como ministro de Medio Ambiente Bolsonaro nombr√≥ al abogado Ricardo Salles. El mismo exsecretario de Protecci√≥n Ambiental en el estado de Sao Paulo que llam√≥ la atenci√≥n durante su breve mandato por controvertidos permisos otorgados a la industria en √°reas de protecci√≥n ambiental.

Rechazo a las multas

Se tiene que poner fin a las multas que aplica la autoridad ambiental brasile√Īa (Ibama), fue lo que se√Īal√≥ el nuevo presidente brasile√Īo en su cuenta de Twitter, y agreg√≥: “En las √°reas protegidas ind√≠genas viven menos de un mill√≥n de personas, que son explotadas por organizaciones no gubernamentales (ONG)”.

Los nativos de Brasil respondieron al pol√©mico tuit con una carta abierta. La supuesta manipulaci√≥n por parte de las ONG no es un problema, dijeron los l√≠deres ind√≠genas Marcos Apurin√£, Bonif√°cio Jos√© y Andr√© Baniwa, sino la ineficiente pol√≠tica del gobierno brasile√Īo contra los pueblos ind√≠genas. “No queremos ser diezmados por nuevas actividades y resistir la tutela pol√≠tica. Queremos seguir siendo ind√≠genas y exigir el reconocimiento de nuestra identidad √©tnica”, dice la carta.

Pero para Bolsonaro, los ind√≠genas son un socio en los negocios que, “al igual que todos los dem√°s brasile√Īos”, gana dinero, comercia, saca oro, vende piedras preciosas y alquila tierras. Es por esto que se considera que “hay mucho dinero involucrado”, como dice Thomas Fatheuer, quien vivi√≥ en Brasil durante 20 a√Īos y tambi√©n dirigi√≥ la oficina de la Fundaci√≥n Heinrich B√∂ll, vinculada a Los Verdes en Alemania. El experto estima que la legalizaci√≥n de la miner√≠a en √°reas ind√≠genas ser√° uno de los principales choques en los pr√≥ximos a√Īos.

Apu Gomes | Agence France-Presse
Apu Gomes | Agence France-Presse

La deforestación está aumentando

Las √°reas ind√≠genas protegidas conforman el 13% del territorio brasile√Īo y son propiedad del Estado, seg√ļn la ley brasile√Īa. Este deja a los ind√≠genas el usufructo y a cambio se les pide contribuir con la protecci√≥n de la selva tropical. La miner√≠a en estas √°reas protegidas est√° permitida solo con el consentimiento del Congreso Brasile√Īo y las comunidades involucradas.

La designaci√≥n de √Āreas Ind√≠genas de Conservaci√≥n ha contribuido desde 2004 a una importante desaceleraci√≥n de la deforestaci√≥n en la selva amaz√≥nica. Seg√ļn el Instituto Nacional de Estudios Espaciales (INPE), los n√ļmeros bajaron de m√°s de 25.000 kil√≥metros cuadrados desforestados por a√Īo hasta 5.000 kil√≥metros cuadrados en 2014. Desde entonces, la deforestaci√≥n y los impactos han aumentado nuevamente. En 2018, se estima que 7.900 kil√≥metros cuadrados de bosque tropical desaparecieron para siempre.

“Se ha logrado mucho en la protecci√≥n de la selva tropical”, dice el experto Fatheuer. Es por eso que hay mucho que perder ahora. Y agrega una pregunta que est√° acosando tanto al gobierno alem√°n como a las ONG: ¬ŅQu√© ser√° de la Asociaci√≥n de Desarrollo Alem√°n-Brasile√Īa?

Carl de Souza | Agence France-Presse
Carl de Souza | Agence France-Presse

La cooperación entre los dos países comenzó después de la Conferencia de Cambio Climático de Río de 1992, bajo la dirección del canciller Helmut Kohl y el entonces ministro de Medio Ambiente, Klaus Töpfer. Los países industrializados establecieron un programa piloto para la protección de las selvas tropicales (PPG7). De 1992 a 2009, el Ministerio de Desarrollo (BMZ) financió el proyecto con más de 300 millones de euros. Hoy en día, el BMZ también apoya los fondos internacionales para la Amazonía.

El galardonado proyecto “Sa√ļde e Alegria”, que promueve la salud y el desarrollo sostenible en la Amazon√≠a, tambi√©n fue uno de los socios del proyecto de la cooperaci√≥n alemana para el desarrollo. El coordinador, Caetano Scannavino, ve ahora amenazados los √©xitos de su trabajo si se legaliza la extracci√≥n de oro en √°reas protegidas. “La protecci√≥n del medio ambiente no tiene nada que ver con el romance”, aclara. “El Amazonas garantiza el suministro de agua en todo Brasil, y quienes cortan las selvas tropicales est√°n da√Īando la agricultura en el sur del pa√≠s, eso es algo que debe comprender el Ministro de Econom√≠a y de Agricultura‚ÄĚ, remarc√≥.

Tendencias Ahora