Internacional
Miércoles 02 enero de 2019 | Publicado a las 08:23
"¡El capitán llegó!": seguidores de Bolsonaro celebraron su asunción a la Presidencia de Brasil
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“¬°El capit√°n lleg√≥!”, cantaban euf√≥ricos los miles de seguidores de Jair Bolsonaro, que vibraron este martes en la Explanada de los Ministerios de Brasilia durante la investidura del l√≠der ultraderechista al que llaman “Mito” y en el que han depositado sus esperanzas de cambio.

El momento álgido para esta marea verde y amarilla llegó al comienzo de la tarde, cuando el excapitán del Ejército se dirigió a ellos desde el Palacio de Planalto, ya portando la banda presidencial.

“Me pongo frente a toda la naci√≥n, en este d√≠a, como el d√≠a en el que el pueblo comenz√≥ a liberarse del socialismo, de la inversi√≥n de valores, del gigantismo estatal y de lo pol√≠ticamente correcto”, lanz√≥ desatando el delirio de sus entregados seguidores, en un discurso m√°s agresivo que el que hab√≠a pronunciado minutos antes en el Congreso.

A su lado, le observaba su joven esposa Michelle, quien acababa de dirigirse al pa√≠s en una in√©dita intervenci√≥n en lengua de signos, que interrumpi√≥ para besarle en dos ocasiones. El p√ļblico disfrutaba y Bolsonaro acab√≥ agitando una bandera de Brasil que lanz√≥ el p√ļblico prometiendo, entre v√≠tores, que “jam√°s ser√° roja”.

“Vine solo para la investidura, hice mucho sacrificio, ahorr√© para comprar el pasaje de avi√≥n, pero al final conseguimos estar hoy en la ceremonia de nuestro presidente Bolsonaro, con todo orgullo”, cont√≥ a la AFP el jubilado Antonio Vendramin, que lleg√≥ desde el sur del pa√≠s.

El Gabinete de Seguridad Institucional cifr√≥ en 115.000 los asistentes a la ceremonia, menos de lo proyectado inicialmente por los organizadores, seg√ļn la prensa local.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

“Sacrificio”

Procedentes de todos los puntos de este pa√≠s continental, ning√ļn fan del “Mito” quer√≠a perderse este momento hist√≥rico, poco probable hace apenas unos meses. Los hab√≠a con banderas, camisas con la cara del flamante presidente o incluso vestidos de superh√©roes. Algunos repart√≠an bendiciones o lanzaban consignas contra la prensa y a favor de Bolsonaro.

A nadie parec√≠a importarle la fina lluvia que cay√≥ en la ma√Īana, los cuatro controles que deb√≠an pasar o si hasta el √ļltimo momento no se supo si el presidente y su esposa iban a recorrer la Explanada en un Rolls Royce descapotable o en un carro blindado.

Al final, optaron por el tradicional Rolls para alegría de su seguidores, que no dejaron de vitorearles durante el trayecto.

“Vine por el ‘Mito’. Es algo que nunca vivimos antes en la historia de Brasil”, afirm√≥ Vandelice Morais, una profesora de 67 a√Īos llegada desde Bah√≠a (nordeste).

“Como yo, √©l coloca la familia, la patria y a Dios en primer lugar”, a√Īadi√≥.

“Contamos con √©l”

La ceremonia se planeó con unas medidas de seguridad sin precedentes para este tipo de actos, dejando bloqueado el corazón de la capital.

Cerca de una de las entradas, un jeep del ej√©rcito daba la bienvenida “a la fiesta de la democracia” y recordaba que hab√≠a francotiradores posicionados en lugares estrat√©gicos y un dispositivo en caso de ataque qu√≠mico.

La inseguridad es uno de los temas que m√°s preocupan a los brasile√Īos y que ayudan a explicar el auge de Bolsonaro, un diputado pr√°cticamente inexpresivo durante casi tres d√©cadas, pero cuyo discurso a favor de la mano dura conquist√≥ muchos votantes.

Vestido con una camisa con el logo de la policía de Nueva York, el profesor Mauro Penna no escondía sus esperanzas en que el nuevo gobierno resuelva el problema.

“Contamos con √©l para acabar con la criminalidad y para tomar medidas m√°s liberales en la econom√≠a”, afirm√≥ este docente de 36 a√Īos.

En septiembre, el propio candidato sobrevivi√≥ a una pu√Īalada asestada durante un mitin.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

“¬ŅY si funciona?”

Llamado frecuentemente el “Donald Trump tropical”, Bolsonaro nunca ha escondido su admiraci√≥n por el presidente estadounidense, con el que pretende colaborar estrechamente. Trump no acudi√≥ a la investidura, pero envi√≥ a su secretario de Estado, Mike Pompeo, parte de una comitiva de invitados integrada por 12 mandatarios, entre los que tambi√©n estaba el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

“La asociaci√≥n con Israel aportar√° mucho a Brasil en t√©rminos de tecnolog√≠a, pero para nosotros es tambi√©n muy importante porque somos cristianos. Con esa asociaci√≥n, Brasil ser√° bendecido”, valor√≥ Denise Souza, una comerciante de 30 a√Īos llegada desde Minas Gerais, y que combinaba su camisa amarilla de Bolsonaro con una bandera de Israel en la espalda.

Poco a poco, el flujo ‘verdeamarelo’ aument√≥ en la Explanada, que se llen√≥ de seguidores con camisas del “Mito” y banderas de Brasil.

Todos expectantes para el comienzo de una nueva era.

“Los gobiernos que vinieron antes hicieron siempre lo mismo y dio lo que dio”, afirm√≥ el estudiante Igor Freitas, que a los 17 a√Īos vot√≥ por primera vez en las pasadas elecciones.

“Bolsonaro vino con una postura totalmente diferente, por eso decid√≠ votarle. ¬ŅY si funciona?”, lanz√≥.

Tendencias Ahora