Internacional
Martes 01 enero de 2019 | Publicado a las 17:48 · Actualizado a las 19:15
Bolsonaro recibe banda presidencial y lanza cruzada conservadora: Brasil se "libera del socialismo"
Por Claudia Mi√Īo
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó este martes en su discurso de investidura una cruzada de valores conservadores contra la criminalidad, la corrupción y las ideologías de izquierda.

“Convoco a cada uno de los congresistas a ayudarme en la misi√≥n de restaurar y volver a erguir a nuestra patria, liber√°ndola definitivamente del yugo de la corrupci√≥n, la criminalidad, la irresponsabilidad econ√≥mica y la sumisi√≥n ideol√≥gica”, proclam√≥ Bolsonaro, de 63 a√Īos, convertido en el 38¬ļ presidente de la mayor potencia latinoamericana.

El excapit√°n del Ej√©rcito propuso un “pacto nacional (…) en la b√ļsqueda de nuevos caminos para un nuevo Brasil”.

“Vamos a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideolog√≠a de g√©nero, conservando nuestros valores”, proclam√≥.

Después del acto ante el Congreso, Bolsonaro se dirigió al palacio de Planalto, donde recibió de manos del mandatario saliente, el conservador Michel Temer, la banda presidencial, una pieza de seda verde y amarilla bordada de oro y diamantes.

Bolsonaro nombró un equipo de 22 ministros, entre ellos siete militares retirados.

Ante miles de partidarios reunidos frente al palacio presidencial de Planalto, afirm√≥ que su llegada marca “el d√≠a en que el pueblo empez√≥ a liberarse del socialismo, a liberarse de la inversi√≥n de valores, del gigantismo estatal y de lo pol√≠ticamente correcto”.

Desplegando una bandera verde-amarela de Brasil junto a su vicepresidente, el general retirado Antonio Hamilton Mourao, proclam√≥: “Esta es nuestra bandera, que nunca ser√° roja”, levantando una ovaci√≥n de los asistentes, que lo aclamaron al grito de “¬°Mito! ¬°Mito!”.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

Bolsonaro venci√≥ las elecciones de octubre con 55% de los votos, tras una campa√Īa en la cual no solo fustig√≥ al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda y de bandera roja), que hab√≠a ganado los cuatro comicios anteriores, sino tambi√©n a un sistema pol√≠tico identificado con grandes esc√°ndalos de corrupci√≥n que afectaron a casi todos los partidos.

Tanto en el Congreso como frente al palacio, Bolsonaro agradeci√≥ a Dios por haber sobrevivido a la pu√Īalada en el abdomen que durante la campa√Īa le asest√≥ un exmilitante de izquierda.

El presidente estadounidense, Donald Trump, felicit√≥ a Bolsonaro en un tuit por su “gran discurso” y afirm√≥: “¬°Estados Unidos est√° contigo!”.

Bolsonaro, a quien suele llam√°rselo “el Trump tropical”, no tard√≥ en agradecerle por la misma v√≠a: “¬°Juntos, bajo la protecci√≥n de Dios, aportaremos prosperidad y progreso a nuestros pueblos!”, escribi√≥.

En una nota publicada la semana pasada, el PT aleg√≥ que “aunque el resultado de las urnas es un hecho consumado, no representa un aval a un gobierno autoritario, antipopular y antipatri√≥tico, marcado por abiertas posiciones racistas y mis√≥ginas, declaradamente vinculado a un programa de retrocesos de civilizaci√≥n”.

Bolsonaro nombró un equipo de 22 ministros, entre ellos siete militares retirados.

Para asegurar la gobernabilidad, deber√° mantener la convergencia de los lobbies transpartidarios que le dieron un apoyo clave en la campa√Īa: los grandes productores agr√≠colas, las ultraconservadoras iglesias pentecostales y los defensores de la flexibilizaci√≥n de la posesi√≥n de armas.

Tendencias Ahora