Internacional
Lunes 03 diciembre de 2018 | Publicado a las 09:40
Mexicanos se toman "Los Pinos": la faraónica residencia que el nuevo presidente rechazó
Por Emilio Lara
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por primera vez en 83 a√Īos, miles de mexicanos recorren y disfrutan los espl√©ndidos ambientes de Los Pinos, la que fuera hasta el viernes la residencia presidencial, pero que el mandatario izquierdista Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador decidi√≥ no ocupar y convertir en un espacio p√ļblico.

Entre asombro y desconcierto, los primeros visitantes caminan entre sus primorosos jardines, poblados de los √°rboles que le dan nombre, y tras los cuales se develan las lujosas mansiones que componen el conjunto.

La ruta empedrada, llamada Calzada de los Presidentes por estar flanqueada por solemnes estatuas de los exmandatarios que allí residieron, sugiere el carácter que ha tenido en la historia del país.

Tras recorrer la casa Miguel Alem√°n, nombrada as√≠ por el presidente que la mand√≥ edificar y que deslumbra por su amplio sal√≥n de recepci√≥n y una majestuosa escalinata interior, Alejandra Barreto, de 50 a√Īos, luce impresionada.

“Es bastante ostentoso, nunca me imagin√© que hubiese un lugar as√≠”, dijo Barreto sobre el inmueble que hasta hace pocas semanas habitaba la familia del expresidente Enrique Pe√Īa Nieto.

“Los espacios francamente son enormes y ¬Ņpara que viva una sola familia?”, cuestion√≥ esta comerciante del estado de Puebla, de visita en la capital.

El recorrido muestra primero espacios de trabajo como la oficina presidencial, utilizada por Pe√Īa Nieto y sus antecesores, Felipe Calder√≥n y Vicente Fox.

Ya en el segundo nivel está la recámara presidencial, que incluye un dormitorio y un vestidor, de unos 30 a 40 metros cuadrados cada uno. También tiene una amplísima sala de televisión.

Claudio Cruz | Agence France-Presse
Claudio Cruz | Agence France-Presse

Residencia “fara√≥nica”

El s√≥tano, que seg√ļn polic√≠as militares que lo vigilan se usaba igualmente para entretenimiento y trabajo, incluye un cine privado con 35 sillones reclinables de cuero.

La sala denominada “El B√ļnker”, en tanto, cuenta con 20 lugares, cinco grandes pantallas y fue implementada por Calder√≥n, responsable de lanzar una pol√©mica ofensiva militar contra el crimen a finales de 2006.

“Para las reuniones m√°s importantes, para que no haya distracci√≥n alguna, aqu√≠ se encerraban”, explic√≥ una de la vigilantes.

De vuelta en la planta baja, otra de las vigilantes afirma que el comedor, dotado de una mesa rectangular para 28 comensales, era usado cotidianamente por la familia de Pe√Īa Nieto.

“Es una situaci√≥n fara√≥nica, es irreal para cualquier mexicano”, dijo Gilberto Guti√©rrez, de 30 a√Īos y dirigente de Morena -el partido de L√≥pez Obrador- de la norte√Īa Aguascalientes.

Para Guti√©rrez, estos lujos desvirt√ļan la idea original del presidente L√°zaro C√°rdenas, quien cre√≥ la residencia en 1935 para alejarse de la opulencia del Castillo de Chapultepec, antigua residencia presidencial y hoy sede del Museo de Historia.

Los otros edificios del complejo, bautizados con nombres de exmandatarios, albergan principalmente oficinas.

Y aunque Fox y Calder√≥n optaron por vivir en el inmueble llamado “Las Caba√Īas”, adaptando la fastuosa casa Alem√°n como lugar de trabajo, Pe√Īa Nieto decidi√≥ restaurarla como vivienda.

Claudio Cruz | Agence France-Presse
Claudio Cruz | Agence France-Presse

Espacio para la gente

Los Pinos “es un espacio que marca una distancia enorme con el resto de la poblaci√≥n y que marca adem√°s la ostentaci√≥n en la que han vivido los pol√≠ticos del pa√≠s”, dijo Hern√°n G√≥mez, analista pol√≠tico, quien se sum√≥ a la primera oleada de visitantes.

Con un √°rea de 56.000 metros cuadrados, es 14 veces mayor que la Casa Blanca, seg√ļn datos oficiales, y la decisi√≥n de no ocuparla se alinea con la pol√≠tica de “austeridad republicana” de L√≥pez Obrador.

El mandatario ha dicho que recortará su salario a menos de la mitad, que venderá un lujoso avión presidencial y ordenó disolver su aparatosa guardia de seguridad, compuesta por miles de soldados.

Sin embargo, no todos reprueban el lujo de Los Pinos.

“Es majestuosa, todos los materiales que se ven, por ejemplo las maderas, se ven muy finas y elegantes, los muebles tambi√©n. Es incre√≠ble que esta oportunidad se est√© dando a la naci√≥n”, indic√≥ Zully Montiel, universitaria de 20 a√Īos.

La apertura, coincidente con la toma de posesión de López Obrador, vio sus jardines colmados por cientos de personas que vitoreaban su investidura, exhibida en pantallas gigantes.

“Es romper paradigmas de todo lo que hemos vivido en M√©xico toda la vida. Desde que tengo memoria, jam√°s hab√≠a sentido que el poder est√° en manos del pueblo”, se√Īal√≥ Ileana Ram√≠rez, empleada de 43 a√Īos, tras ver el discurso.

El futuro de la residencia, que recibi√≥ el s√°bado unos 25.000 visitantes y unos 60.000 el domingo, a√ļn no se define.

Al estar dentro del Bosque de Chapultepec, espacio que cobija museos, un zoológico, entre otras atracciones, es probable que termine integrándose a dicho circuito.

“Poco a poco ir√°, con mucho di√°logo con la ciudadan√≠a, construyendo su propia vocaci√≥n”, dijo Antonio Mart√≠nez, funcionario del Ministerio de Cultura.

Claudio Cruz | Agence France-Presse
Claudio Cruz | Agence France-Presse
Tendencias Ahora