Internacional
Lunes 03 septiembre de 2018 | Publicado a las 13:11
CFK no declara ante juez y denuncia persecución política para "distraer" de la crisis
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cristina Fern√°ndez, quien gobern√≥ Argentina entre 2007 y 2015, se present√≥ este lunes nuevamente ante los tribunales para declarar en la causa por sobornos conocida como “los cuadernos de la corrupci√≥n”, proceso que denunci√≥ como deliberado en su contra y carente de pruebas.

Fernández desechó delegar su comparecencia en sus abogados y acudió puntual ante el juez Claudio Bonadio a las 11:00 horas.

La expresidenta permaneció en tribunales durante una media hora. En los alrededores, apenas un par de militantes esperaron con un cartel para expresarle su apoyo.

“Ya saben, no se movilicen. Pongan la energ√≠a en defender la universidad y la salud p√ļblicas, la ciencia y la tecnolog√≠a y ayudar a lxs (sic) que la est√°n pasando mal, que desgraciadamente no son pocxs (sic) hoy en nuestro pa√≠s”, hab√≠a pedido Fern√°ndez en un mensaje de Twitter, dando a entender que la causa en su contra intenta distraer de la crisis econ√≥mica que enfrenta el pa√≠s.

Poco antes de que Fernández acudiese ante el juez, el presidente Mauricio Macri anunció nuevas medidas de austeridad ante la crítica situación económica y financiera que atraviesa el país.

“Estamos en presencia de una supuesta investigaci√≥n que carece de todo contenido jur√≠dico, que se desarrolla con fines que nada tienen que ver con un servicio de administraci√≥n de justicia y que, de manera torpe, busca distraer la atenci√≥n de la opini√≥n p√ļblica frente a una debacle pol√≠tica, econ√≥mica y social que ya nadie puede ocultar”, dijo Fern√°ndez en su escrito, seg√ļn diario Clar√≠n de Argentina.

“Ni una m√≠nima prueba”


“Reitero mi negativa categ√≥rica y terminante de haber formado parte de alg√ļn tipo de asociaci√≥n il√≠cita, as√≠ tambi√©n como de haber cometido delito alguno”
, sostuvo Fernández en un texto que entregó en el juzgado.

“La investigaci√≥n dirigida deliberadamente en mi contra, a pesar de haber arrasado todas y cada una de las garant√≠as que hacen al debido proceso legal, no ha conseguido ni una m√≠nima prueba que acredite los delitos que calumniosamente se me atribuyen”, a√Īadi√≥.

Cristina Fern√°ndez, de la centro-izquierda del peronismo, ha comparado su caso con el del expresidente brasile√Īo Luiz Inacio Lula da Silva, y sostiene que es una perseguida a la que se quiere proscribir de la actividad pol√≠tica.

Con 65 a√Īos, la exmandataria es la figura m√°s destacada de la fragmentada oposici√≥n, a un a√Īo de las elecciones presidenciales.

Los cuadernos del juez

Fern√°ndez ya hab√≠a acudido el 13 de agosto a una primera sesi√≥n indagatoria ante el tribunal que investiga el pago de sobornos millonarios por parte de los m√°s importantes empresarios argentinos para obtener contratos de construcci√≥n de obra p√ļblica.

En esa ocasión, recusó al juez y al fiscal Carlos Stornelli, pero su pedido fue rechazado.

También el exministro de Planificación Julio de Vido, quien está bajo arresto preventivo, declaró ante el juez este lunes.

El llamado a comparecer nuevamente en tribunales se debe a que las investigaciones, inicialmente fijadas entre 2008 y 2015, fueron ampliadas para que abarquen tambi√©n los a√Īos que van de 2003 a 2008.

En total, se investiga todo el periodo K: del primer gobierno del ya fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) a los dos mandatos de Cristina Fernández, finalizados en 2015.

Fern√°ndez es la persona de m√°s alto rango investigada en el caso que implica a una docena de exfuncionarios kirchneristas y a una treintena de altos empresarios, incluido √Āngelo Calcaterra, un primo del presidente Mauricio Macri.

La trama de sobornos fue destapada por una serie de detallados diarios que llevó un chofer del ministerio de Planificación y que terminaron en manos de la justicia.

A esas anotaciones hechas en cuadernos escolares se han sumado las confesiones de una docena de “arrepentidos”, la mayor parte de ellos empresarios, pero tambi√©n dos exfuncionarios clave de los gobiernos kirchneristas.

Como senadora, Cristina Fernández goza de fueros parlamentarios que impiden su detención, aunque puede ser imputada y condenada.

Las tres residencias de Fernández, un departamento en Buenos Aires y sus casas de Río Gallegos y El Calafate, en la Patagonia (sur), fueron allanadas en agosto con autorización del Senado.

Además de éste, Fernández tiene abiertos otros cinco procesos judiciales por presunta corrupción y por encubrimiento a iraníes en el atentado a la mutual judía AMIA.

Tendencias Ahora