Internacional
Jueves 02 agosto de 2018 | Publicado a las 09:41
Colombia detiene al "depredador sexual" que tatuaba su nombre en ni√Īas
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“En el portafolio de servicios sexuales globales, Cartagena se ofrece como destino tur√≠stico para la droga y la prostituci√≥n”.

Con estas palabras, y en el marco de un masivo operativo, la Fiscalía Nacional de Colombia justificó el procedimiento conjunto que llevó a cabo entre varios organismos, con el cual desbarató una gran red de explotación sexual y proxenetas.

Entre los 18 detenidos, sumado a los 4 ciudadanos extranjeros para quienes ya se pidi√≥ la extradici√≥n, destac√≥ el capit√°n (r) de Infanter√≠a de Marina de la Armada Nacional, Ra√ļl Romero, de 35 a√Īos, quien, tras su captura y durante una audiencia de formalizaci√≥n, acept√≥ los cargos que le imput√≥ el √≥rgano persecutor.

El uniformado fue acusado de ubicar por redes sociales a “ni√Īas menores de 14 a√Īos de edad, abusar de ellas, comprar su silencio y ordenarles que se tatuaran su nombre en partes de su cuerpo”, seg√ļn precis√≥ la Fiscal√≠a colombiana.

Entre las acusaciones que escuchó Romero se encuentran los delitos de estímulo a la prostitución de menores, concierto para delinquir y uso de menores de edad en la comisión de delitos, entre otros.

El hombre que habr√≠a tatuado a las menores tambi√©n fue detenido e identificado como John Padilla, quien “tambi√©n habr√≠a agredido sexualmente a varias menores de edad”. A √©l se sum√≥ Hillary Madero, de 19 a√Īos, quien habr√≠a ayudado a encontrar ni√Īas para que Romero las pudiera abusar.

“La Madame”

Liliana del Carmen Campos Puello, alias ‚ÄúMadame‚ÄĚ, tambi√©n fue detenida, la ma√Īana del 29 de julio, ya que la Fiscalia cree que es “la mayor proxeneta” de toda la ciudad.

Su arresto se produjo por su vinculaci√≥n con el traslado de adolescentes y mujeres desde Cartagena al extranjero “con fines de explotaci√≥n sexual”. Aquello, de acuerdo a la legislaci√≥n colombiana, constituye el delito de trata de personas de orden transnacional y se paga con hasta 23 a√Īos de c√°rcel.

Adem√°s, ser√≠a la responsable del “corredor sexual” que existe en las playas de la urbe y habr√≠a contado con un complejo aparataje para realizar fiestas sexuales en la ciudad, con ayuda desde el extranjero.

Pero no es la primera vez que Campos enfrenta un proceso, ya que posee antecedentes penales por tráfico de heroína. En Estados Unidos, en tanto, tiene registros de entrada y permanencia irregulares.

Plazas

El centro histórico de Cartagena también fue parte de esta investigación, que aglutinó a la Fiscalía colombiana, las policías nacional y judicial, Migración Colombia, la Armada y la agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

En √©ste, de acuerdo a los resultados de la indagaci√≥n, decenas de ni√Īas fueron “obligadas a ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero” en “sitios de afluencia alta de turistas”, tras ser reclutadas por “redes de proxenetas que les definieron rutinas y horarios”.

Las tareas que habr√≠an desempe√Īado los detenidos por esta arista revelaron c√≥mo funcionaba este √ļltimo grupo: dos personas estaban encargadas de buscar y convencer a menores vulnerables para ofrecer servicios sexuales y otros permit√≠an estas agresiones al interior de hoteles que administraban.

Finalmente, dos funcionarios policiales, identificados como Javier Tovar y Naymiro Cabarca, fueron sindicados como presuntos receptores de dinero “para abstenerse de cumplir con su deber y no capturar a los turistas que pagaban por servicios sexuales con ni√Īas y adolescentes”.

La denominada “Operaci√≥n Ventis”, en relaci√≥n a la diosa griega protectora del hogar, se desarroll√≥ durante el primer semestre de 2018 y culmin√≥ con 13 allanamientos, el seguimiento a 5 hoteles de la ciudad, 7 registros policiales y un saldo cercano a las 250 v√≠ctimas.

Tendencias Ahora