Internacional
Jueves 19 julio de 2018 | Publicado a las 11:20 · Actualizado a las 16:19
Rusa detenida en Washington habría ofrecido sexo para infiltrarse en grupos de presión
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las disputas entre Estados Unidos y Rusia no cesan, más allá de la evidente simpatía entre Donald Trump y Vladimir Putin, porque mientras ambos se reunían en Finlandia, en Washington una joven rusa era detenida tras ser acusada de ejercer como una espía del Kremlin.

La detención de Maria Butina el pasado domingo atrajo la atención de los medios estadounidenses, mientras los líderes políticos de Estados Unidos criticaban con dureza la actitud de Trump ante Putin, especialmente el hecho de que negara la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Butina (29 a√Īos) lleg√≥ a Washington en 2015 con una visa de estudiante, bajo el argumento de que estudiar√≠a un posgrado en la capital estadounidense, pero seg√ļn las autoridades su verdadera intenci√≥n era infiltrarse en el sistema pol√≠tico a trav√©s de uno de los grupos de lobby m√°s poderosos de Estados Unidos: la Asociaci√≥n del Rifle (NRA, seg√ļn sus siglas en ingl√©s).

La idea era que Butina por medio de la NRA tuviera acceso a las principales autoridades estadounidenses, aunque no se ha reportado que tuviese gran éxito en se plan, al menos tuvo un breve encuentro con Trump en 2015 en un mitin del en ese entonces candidato presidencial.

De acuerdo a los documentos presentados por la fiscalía estadounidense, la joven pelirroja vivía junto a una persona -identificada en el escrito como Persona 1- a quien contactó desde Rusia en 2013 y que tenía un cargo de nivel en la NRA y le habría ayudado a ascender al interior de la organización.

Pese a vivir con él, la joven mostraba un rechazo hacia Persona 1 en documentos obtenidos por el FBI, pero que lo veía como un elemento necesario para cumplir son su objetivo.

La Fiscalía retrata a Butina como una persona capaz de realizar grandes esfuerzos con tal de lograr lo encomendado por el Kremlin, incluso la supuesta agente habría ofrecido sexo para escalar posiciones al interior de la NRA y de organizaciones de ultraderecha.

“En al menos una ocasi√≥n, Butina ofreci√≥ sexo a un individuo, que no era la Persona 1, a cambio de una posici√≥n dentro de un grupo de presi√≥n”, consigna el documento citado por el diario El Pa√≠s de Espa√Īa.

Originaria de Siberia, Butina publica frecuentemente fotos en las redes sociales en que aparece manipulando armas para denunciar la estricta regulación de acceso a las armas de fuego en su país.

Pero las autoridades estadounidenses se concentraron en los m√ļltiples contactos que mantuvo a partir de 2015 con el poderoso lobby local de armas, la Asociaci√≥n Nacional del Rifle (NRA), una entidad estrechamente ligada al Partido Republicano.

En las redes sociales, Butina tambi√©n publicaba fotos acompa√Īada de importantes dirigentes republicanos, incluyendo al expresidente de la NRA, David Keene, y el excandidato presidencial y gobernador de Wisconsin, Scott Walker.

butina

Profundidad y sofisticación

En esas fotos, Butina tambi√©n aparece muy seguidamente acompa√Īada por un funcionario ruso que seg√ļn la prensa estadounidense es Alexandre Torshin.

Se trata de un alto funcionario del Banco Central ruso, objeto de sanciones estadounidenses. De acuerdo con la prensa, es un hombre próximo del presidente Putin, que en Estados Unidos es miembro permanente del NRA.

Los documentos de la denuncia afirman que Butina poseía un pase VIP para eventos del NRA.

Aunque ya actuaba en Estados Unidos desde 2013, Butina ingresó a Estados Unidos en 2016 con una visa de estudiante para seguir un curso en la American University (UA), en Washington, y desde su llegada fue puesta bajo vigilancia por el FBI.

Seg√ļn la denuncia, Butina y Torshin trataron de desarrollar relaciones con dirigentes pol√≠ticos estadounidenses para crear “canales oficiales” de comunicaci√≥n que puedan “ser utilizados por la Federaci√≥n Rusa para penetrar el aparato nacional de decisiones pol√≠ticas”.

Para ello, trataban de participar de conferencia de la NRA para establecer contactos con dirigentes republicanos y organizar cenas de “amistad y di√°logo” para impulsar una “diplomacia informal” entre los dos pa√≠ses.

En mayo de 2016, en plena campa√Īa para las elecciones presidenciales de ese a√Īo, Torshin se habr√≠a encontrado con Donald Trump Jr, hijo del ahora presidente, durante un evento organizado por el NRA.

Tendencias Ahora