Internacional
Miércoles 18 julio de 2018 | Publicado a las 08:50 · Actualizado a las 09:03
Ortega anuncia que gobierno de Nicaragua recuperó control de ciudad rebelde de Masaya
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno del presidente de Nicaragua Daniel Ortega recuperó violentamente el martes el control de la ciudad de Masaya en abierto desafío al reclamo internacional del cese de la represión a los opositores.

Polic√≠as y paramilitares irrumpieron al alba en Masaya para iniciar un asalto que dur√≥ horas y dej√≥ un saldo de al menos dos muertos, dijo Vilma Nu√Īez, dirigente de una organizaci√≥n de derechos humanos.

La cruenta crisis de Nicaragua, que lleva tres meses y ha dejado más de 280 muertos, será discutida este miércoles en Washington por el Consejo Permanente de la OEA.

Masaya era la √ļltima de las ciudades que resist√≠a a las fuerzas gubernamentales
desde el inicio de las protestas en abril en reclamo de la renuncia de Ortega.

Los choques del martes estuvieron centrados en el barrio ind√≠gena Monimb√≥, donde los opositores resist√≠an detr√°s de barricadas de hasta dos metros de altura y respond√≠an disparando morteros de fabricaci√≥n casera, seg√ļn testigos.

Por la noche el gobierno dijo que Masaya estaba “liberada”.

“Hoy (martes) le toc√≥ a Monimb√≥, Masaya, que desde ya luce calles liberadas de tranques (bloqueos) donde la gente puede circular libremente”, dijo el gobierno en su sitio web, El 19 Digital.

M√°s de 1.000 hombres fuertemente armados con ametralladoras entraron disparando a mansalva a esta ciudad de 100.000 habitantes ubicada 30 km al sur de la capital, indicaron pobladores.

Un día antes, Ortega recibió llamados a terminar con la violencia contra la población de parte de 13 países latinoamericanos, el gobierno de Estados Unidos y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. El martes se sumó la Unión Europea.

Duro ataque

El ataque del martes fue el “m√°s fuerte” que lanzaron contra Masaya, relat√≥ a la AFP Cristian Fajardo, dirigente estudiantil.

J√≥venes del barrio Monimb√≥ dijeron estar dispuestos a morir por una “Nicaragua libre”.

R√°fagas de armas de todo calibre se escucharon por todos lados de Masaya, dijeron testigos.

Indicaron que los paramilitares tomaron el hospital local para impedir la atención de los heridos.

Luego desataron “una cacer√≠a indiscriminada” contra la poblaci√≥n, en la que fueron capturadas al menos 40 personas, denunci√≥ N√ļ√Īez.

En medio de los enfrentamientos, el nuncio apostólico de Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag, llamó al gobierno y a los opositores a pactar una tregua y dialogar, pero las autoridades no respondieron.

En Estados Unidos, el secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, pidi√≥ “en√©rgicamente” a Ortega que detuviera el ataque a Masaya.

“La continua violencia y derramamiento de sangre promovidos por el gobierno en Nicaragua deben cesar inmediatamente. El mundo est√° observando”, escribi√≥ Palmieri el martes en Twitter.

Operación limpieza

La acci√≥n de las fuerzas gubernamentales forma parte de la llamada “operaci√≥n limpieza” que polic√≠as y paramilitares iniciaron semanas atr√°s para desalojar de las calles a los manifestantes que exigen la salida del poder de Ortega, un exguerrillero izquierdista de 72 a√Īos que gobierna desde 2007.

La polic√≠a tiene “el compromiso de limpiar los tranques (bloqueos de v√≠as) a nivel nacional al costo que sea”, dijo horas antes de los ataques el jefe de la polic√≠a de Masaya, Ram√≥n Avell√°n.

Masaya se había declarado en rebeldía contra el gobierno desde que estallaron el 18 de abril las protestas antigubernamentales que reclaman la salida del gobierno de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

La pareja presidencial es acusada por sus opositores de instaurar una dictadura que controla todos los poderes del Estado.

Masaya era el √ļnico basti√≥n rebelde que el gobierno no hab√≠a logrado doblegar.

El secretario de la presidencia nicarag√ľense, Paul Oquist, asegur√≥ este martes a AFP en Bruselas que “el intento de llevar a cabo un golpe de Estado en Nicaragua ya est√° acabado” y abog√≥ por terminar de resolver la crisis mediante el di√°logo.

En tanto, la vicepresidenta Murillo celebr√≥ el avance en la “liberaci√≥n” de las ciudades y calific√≥ a los manifestantes como una “minor√≠a llena de odio”.

Tendencias Ahora