Internacional
Martes 10 julio de 2018 | Publicado a las 12:34 · Actualizado a las 12:48
Adriana: la ni√Īa argentina que naci√≥ en cautiverio y conoci√≥ a su abuela 40 a√Īos despu√©s
Publicado por: Paola Alem√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La ONG Abuelas de Plaza de Mayo en Argentina sigue muy activa, combativa, esperanzada en la b√ļsqueda de sus nietos, separados de sus padres en tiempos de dictadura y por ende, de una dinast√≠a familiar que les impidi√≥ crecer en el seno de un hogar que no era el suyo y sinti√©ndose sin identidad.

Es una de las historias reveladas por esta organizaci√≥n. El de Adriana Garnier, identificada como la #Nieta126 quien se fundi√≥ en un abrazo con Blanca, su abue, abuelita, nona, mama, como quiera que sea que un ni√Īo normal llame en Latinoam√©rica a la consentidora por excelencia, madre de su mam√° o pap√°. Es como una ley necesaria para crecer feliz.

Twitter Abuelas PLaza de Mayo
Twitter Abuelas PLaza de Mayo

Sin embargo, Adriana no tuvo esa oportunidad natural. Su madre fue detenida y llevada a un centro clandestino en La Plata en 1976. Estaba embarazada de 8 meses pero eso no import√≥, al punto en que lleg√≥ la fecha de alumbramiento. Se apropiaron de la ni√Īa, le cambiaron la identidad y creci√≥ sin saber lo que hab√≠a ocurrido hace 4 decadas con su verdadera mam√°.

abuelas.org.ar
abuelas.org.ar

Volvió a nacer

Desaparecidos sus padres, militantes montoneros en la √ļltima dictadura, (1976-1983) Adriana creci√≥ con una familia que la adopt√≥ ilegalmente, pero la fuerza de la verdad se impuso muchos a√Īos despu√©s cuando le confesaron que no era hija biol√≥gica. Sin rencores a sus padres adoptivos, empez√≥ la b√ļsqueda de una verdad reparadora, esa que la reuni√≥ despu√©s de dos an√°lisis de ADN con la madre de su desaparecido padre.

Meses despu√©s de la experiencia, quiere hacer crecer su historia para el resto del mundo y por eso permiti√≥ la grabaci√≥n de un video que aliente al resto de argentinos o suramericanos en sus mismas condiciones a seguir la b√ļsqueda incansable. “Cuando me propusieron participar del spot no lo tuve que pensar demasiado. Todo lo que pueda hacer para poner mi granito de arena, lo voy a hacer. Estoy muy feliz de haber recuperado mi identidad y quiero compartirlo”, resume Adriana el vuelco que ha dado su vida al unir el torrente sangu√≠neo cortado por d√©cadas de separaci√≥n.

El aliado natural para reunir a las familias separadas

Anualmente unas 1.200 personas se acercan al Banco Nacional de Datos Gen√©ticos de Argentina. Est√° ubicado en el centro de Buenos Aires y tiene una base de datos de al menos 300 familias buscando reparar la verdad gen√©tica, separada por la √ļltima dictadura.

Ahí, los interesados dejan sus muestras de sangre para que el banco la analice y brinden una respuesta positiva o negativa, lo que sea para saber lo que pasa o puede pasar en sus vidad. Con un golpe de ciencia la realidad puede cambiar intempestivamente como el caso de Adriana.

De hecho, hasta este a√Īo 127 nietos y nietas han sido recuperados por las Abuelas de Plaza de Mayo , siendo el √ļltimo caso el de una mujer, cuya identidad no fue revelada, quien al igual que Adriana, naci√≥ en cautiverio en 1977, luego de la detenci√≥n y desaparici√≥n en C√≥rdoba de sus padres quienes eran militantes montoneros.

abuelas.org.ar
abuelas.org.ar
Tendencias Ahora