Internacional
Brasil: conmoci√≥n en funeral de ni√Īos que fueron quemados en su sala cuna por un hombre
Publicado por: Verónica Reyes La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Siete ni√Īos y una profesora fallecieron en una sala cuna del sudeste de Brasil, despu√©s de que un vigilante rociara bencina a los peque√Īos y prendiera fuego al lugar, seg√ļn un nuevo balance de la tragedia anunciado el viernes, mientras el pa√≠s asist√≠a conmocionado a los primeros entierros.

Las dos √ļltimas v√≠ctimas mortales, Cecilia Davine Dias y Yasmin Medeiros Salvino, ambas de cuatro a√Īos, fallecieron al comienzo de la tarde del viernes, indic√≥ a la AFP un portavoz del hospital de Montes Claros, donde fueron transferidos una veintena de los ni√Īos heridos.

La tragedia ocurri√≥ el jueves en un barrio modesto de Jana√ļba, una ciudad de 70.000 habitantes situada a unos 600 kil√≥metros al norte de Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais.

La ma√Īana de ese d√≠a el vigilante nocturno de la guarder√≠a “Gente Inocente” irrumpi√≥ en el centro y roci√≥ con bencina a sus v√≠ctimas antes de prender fuego al recinto.

En total, siete ni√Īos de cuatro a√Īos fallecieron, as√≠ como la profesora de 43 que trat√≥ de salvarlos. El incendio dej√≥ igualmente unos 40 heridos, trasladados inmediatamente a tres hospitales de la regi√≥n seg√ļn la gravedad de su estado.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

El autor del crimen, Dami√£o Soares dos Santos de 50 a√Īos, muri√≥ poco despu√©s en el hospital donde ingres√≥ con quemaduras en todo el cuerpo. Seg√ļn las autoridades locales, padec√≠a “problemas mentales” desde 2014.

Todav√≠a en plena conmoci√≥n por la tragedia, varias decenas de personas acudieron el viernes por la tarde al cementerio de Jana√ļba para asistir al entierro de las primeras v√≠ctimas.

Los peque√Īos ata√ļdes blancos fueron abiertos para algunos minutos de recogimiento, ante el dolor de las familias devastadas.

“Es inexplicable lo que ocurri√≥, no tengo palabras. Escuch√© en la radio que hab√≠a un incendio all√≠ y enseguida pens√© en mis nietos. Estaba seguro que les hab√≠a pasado algo”, cont√≥ Antonio Pereira da Silva -de 56 a√Īos- durante la despedida a su nieta.

Tampoco encontraba consuelo Cristiane Concei√ßao Rodrigues, t√≠a de otro de los peque√Īos fallecidos, mientras ayudaba a organizar el velatorio de su sobrino. “No hay c√≥mo no sentir odio por una persona as√≠, no hay explicaci√≥n”, afirm√≥.

La alcald√≠a de Jana√ļba decret√≥ siete d√≠as de duelo oficial, mientras que el presidente Michel Temer expres√≥ el jueves su “solidaridad con las familias”, v√≠ctimas de esta tragedia.

Tendencias Ahora