Internacional
Militar que capturó al "Che" Guevera dice que Fidel Castro lo envió a Bolivia a inmolarse
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Gary Prado, el militar que captur√≥ en la selva boliviana al “Che” Guevara lo tiene claro: su amigo Fidel Castro lo mand√≥ a Bolivia a inmolarse despu√©s de convertirse en un estorbo para la revoluci√≥n cubana.

A punto de cumplirse cincuenta a√Īos de su ejecuci√≥n, el 9 de octubre de 1967 en La Higuera, tras ser detenido un d√≠a antes en Vallegrande, en la provincia de Santa Cruz (este), Prado asegura que el Che confes√≥ que √©l no hab√≠a tomado la decisi√≥n de venir a Bolivia.

Tras su err√°tico periplo por varios pa√≠ses de √Āfrica y por Checoslovaquia, luego de abandonar sus cargos en el Ejecutivo cubano, Fidel le permiti√≥ regresar clandestinamente a Cuba.

“Tiene una reuni√≥n y le arman el equipo de cubanos que le iban a acompa√Īar. El enlace cubano que deb√≠a mantener el v√≠nculo con Cuba se va y los deja solos“, explica Prado en una entrevista con la Agence France-Presse, en su casa en Santa Cruz.

Al “Che” lo env√≠an a Bolivia “para librarse de √©l”. “No ten√≠a idea de c√≥mo era Bolivia”, dice este militar a quien un tiro accidental de un compa√Īero hace m√°s de 30 a√Īos le dej√≥ en silla de ruedas.

Esa idea la defiende Prado en su libro La guerrilla inmolada.

En los once meses que oper√≥ el medio centenar de guerrilleros en Bolivia, nunca fueron un peligro real, aunque en las dos primeras operaciones, las de los r√≠os √Ďancahuaz√ļ, el 23 de marzo, e Iripit√≠, el 10 de abril de 1967, sorprendieron a un ej√©rcito desorganizado y mal armado, que acus√≥ 18 bajas. Ninguna en las filas insurgentes.

El ejército boliviano entrenó a 650 hombres, con ayuda de Estados Unidos.

Pero cuando Prado, comandante de los ‘Rangers’, captur√≥ al “Che”, s√≥lo quedaban 17 guerrilleros. “¬°No representaban peligro para nadie!”, sostiene con su voz suave apenas audible.

Despojo humano

El “Che” no era ni sombra de lo que fue. Hambriento y sucio. “Ten√≠a una ollita con cuatro huevos y los cuidaba m√°s que a su vida”, dice Prado.

Herido de bala en una pierna, el calzado que llevaba estaba hecho de trapos y el ca√Ī√≥n de su arma hab√≠a sido perforado por un proyectil del ej√©rcito.

Tras comer, beber y fumar a lo largo de la tarde y de la noche del 8 de octubre, su √°nimo mejor√≥, dice Prado que entonces ten√≠a 28 a√Īos. “Me pregunt√≥ qu√© iban a hacer con √©l y yo le dije: ser√° juzgado como los otros prisioneros”.

Pero pese a que el propio “Che” cre√≠a que val√≠a m√°s vivo que muerto, al d√≠a siguiente, mientras Prado y sus hombres buscaban a los √ļltimos siete guerrilleros, lo llevaron a la escuela de la aldea La Higuera por orden de La Paz.

Uno de los muchos voluntarios que se presentaron, el sargento Mario Terán, lo acribilló a balazos.

Los Rolex del Che

Entre sus pertenencias, diarios y varios rollos de fotos sin revelar, el “Che” le encomend√≥ a Prado el cuidado de dos relojes de la marca Rolex, que Fidel Castro les hab√≠a regalado a los guerrilleros cuando los despidi√≥.

Uno era de su amigo Tuma, ca√≠do en combate, que se lo entreg√≥ al comandante del batall√≥n. El otro, que el “Che” marc√≥ con una piedra para saber que era el suyo, lo conserv√≥ Prado.

A√Īos m√°s tarde, cuando La Habana y La Paz establecieron relaciones con la vuelta de la democracia a Bolivia en 1983, Prado se lo envi√≥ al ministro del Interior cubano para que se lo hiciera llegar a su familia.

“Nunca supe si lleg√≥ a la familia”, dice.

Ejército denostado

Ajenos a los fastos que el gobierno de izquierda de Evo Morales organiza en Vallegrande a lo largo de esta semana y que contar√°n con la presencia del ej√©rcito y los hijos del “Che”, los militares que liquidaron la revoluci√≥n inaugurar√°n en Santa Cruz el pr√≥ximo d√≠a 8 un monumento para recordar a los 54 ca√≠dos suyos que pusieron “fin al sue√Īo ut√≥pico” de Ernesto Guevara.

Prado, exembajador boliviano en Gran Breta√Īa y M√©xico, lamenta que cincuenta a√Īos despu√©s solo se le recuerde a √©l por haber capturado a esta “figura magnificada que no corresponde a la realidad” y no por haber sido uno de los art√≠fices que “ayud√≥ al retorno de la democracia” en Bolivia.

Prado cumple prisi√≥n domiciliaria desde hace m√°s de cinco a√Īos, tras ser acusado de haber participado en una supuesta operaci√≥n secesionista de la regi√≥n de Santa Cruz.

URL CORTA: http://rbb.cl/i5ap
Tendencias Ahora