Internacional
Presidente brasile√Īo enfrentar√° un juicio por corrupci√≥n que podr√≠a sacarlo del poder
Publicado por: Clara Medrano La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente brasile√Īo, Michel Temer, enfrentar√° la semana pr√≥xima un juicio ante la corte electoral que podr√≠a sacarlo del poder, pero que deber√° recorrer un camino plagado de obst√°culos pol√≠ticos y jur√≠dicos antes de llegar a un desenlace.

A un a√Īo y siete meses de las pr√≥ximas elecciones, Temer responder√° a una vieja denuncia por abusos econ√≥micos y pol√≠ticos durante la campa√Īa de 2014, en la que acompa√Ī√≥ como vicepresidente a la mandataria Dilma Rousseff, quien fue destituida el a√Īo pasado por un movimiento del Congreso apoyado por √©l mismo.

Este nuevo y explosivo cap√≠tulo de la crisis brasile√Īa se produce cuando a√ļn no cicatrizan las heridas del impeachment que seg√≥ un ciclo de 13 a√Īos de la izquierda en el poder, mientras el nuevo gobierno conservador es bombardeado por denuncias de corrupci√≥n del fraude a Petrobras.

Pero con mayoría en el Congreso y el aval de los mercados a su programa de ajustes, el Palacio de Planalto apuesta a dilatar el proceso y acercarlo lo más posible a las elecciones de octubre de 2018.

“Hay mucha tranquilidad. El tiempo est√° a favor del presidente. Hay muchos recursos jur√≠dicos” y si el Tribunal Superior Electoral (TSE) vota la anulaci√≥n, el fallo “ser√° apelado ante la corte suprema”, dijo a la AFP una fuente del gobierno que pidi√≥ no ser identificada.

Posible suspensión

Los propios jueces del TSE podrían solicitar una suspensión para examinar el informe final, de más de 1.000 páginas, y también los acusados solicitar una ampliación de sus defensas.

Pero si la estrategia falla y el TSE anula el resultado electoral de 2014, la Constitución determina que el Congreso elija un nuevo presidente para terminar el mandato iniciado por Rousseff y continuado por Temer.

No obstante, algunos constitucionalistas interpretan que deben convocarse elecciones directas si la remoción del presidente se produce antes de los seis meses finales de su periodo: sería segundo Gobierno de transición en apenas diez meses.

Corrupción

La denuncia causante del proceso fue presentada por el partido PSDB, derrotado en 2014 y que hoy, irónicamente, es un estrecho aliado de Temer.

Seg√ļn la acusaci√≥n, Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), y Temer, del PMDB (centro-derecha), financiaron su campa√Īa con dinero desviado de la estatal Petrobras, violaron los l√≠mites de gasto permitidos y abusaron de la maquinaria estatal para ser reelectos.

El caso vincula los sobornos en Petrobras y el esc√°ndalo de la constuctora Odebrecht con el costeo de la campa√Īa.

“En aquel momento, hab√≠a indicios de que dinero de la corrupci√≥n en Petrobras fue usado en la campa√Īa”, dijo el abogado del PSDB, Fl√°vio Pereira.

Para Michael Mohallem, profesor de Derecho de la universidad privada Fundación Getulio Vargas, la situación está a favor de Temer.

“El TSE puede juzgar improcedente la denuncia. Mantiene todo como est√°. Es una posibilidad muy razonable porque el propio presidente [de la corte] Gilmar Mendes ha actuado para construir ese resultado”, afirm√≥.

Si se cumple ese pron√≥stico, el presidente, de 76 a√Īos, entregar√° la banda presidencial a su sucesor el 1¬ļ de enero de 2019.

Riesgos

El proceso no est√° sin embargo exento de riesgos para un gobierno impopular como el de Temer. Medios brasile√Īos se√Īalan que tanto el juez a cargo del caso, Herman Benjamin, como el Ministerio P√ļblico, un √≥rgano de la Justicia que representa al pueblo, est√°n a favor de anular el resultado electoral.

Adem√°s, la Corte podr√≠a declarar inelegibles por ocho a√Īos a Temer y a Rousseff. La defensa del presidente busc√≥ separar sus cuentas de la exmandataria, se√Īalando que Temer no tuvo relaci√≥n con el armado financiero. Pero hay pocas expectativas de que esa moci√≥n sea aceptada.

Un fallo adverso, aunque pueda ser revertido por la corte suprema, ser√≠a un golpe duro para Temer. “No existe en el proceso ninguna prueba contra el presidente Temer en relaci√≥n a los hechos investigados. Todas las declaraciones y pruebas apuntan al PT”, asegura el abogado del PSDB.

Además, tres ministros del TSE dejarán su cargo en los próximos meses y los aliados del gobierno esperan que esa renovación traiga aires más favorables para el oficialismo.

El Gobierno pretende “demostrar que no fue una elecci√≥n ileg√≠tima”, dijo la fuente del gobierno. Parad√≥jicamente, un objetivo com√ļn con Rousseff, que acusa a Temer de “golpista”.

URL CORTA: http://rbb.cl/gdpt
Tendencias Ahora