Internacional
Los 4 puntos m√°s controvertidos del acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno colombiano
Publicado por: Rubén Quast La información es de: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Pese a la firma del acuerdo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno de Juan Manuel Santos y a que la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas (ONU) velar√° por que se cumpla, son los ciudadanos de ese pa√≠s sudamericano quienes tienen la √ļltima palabra: el pr√≥ximo domingo, millones de personas ir√°n a las urnas para votar a favor o en contra de que el acuerdo de paz¬†entre en vigor.

Muchos creen que el convenio de La Habana honra la dignidad de las víctimas del longevo conflicto armado; otros opinan que fomenta la impunidad. Estos son los puntos del acuerdo que mayor controversia despiertan.

Reforma agraria

Acordado en mayo de 2013, el proceso de redistribuci√≥n de tierras contempla la fundaci√≥n de un “banco de tierras‚ÄĚ dotado con tres millones de hect√°reas confiscadas por el Estado debido a su improductividad o a que hab√≠an sido utilizadas para actividades ilegales. Eso permitir√° que la poblaci√≥n desplazada durante la guerra civil recupere las tierras que perdi√≥. Tambi√©n se fomentar√° la compra de terrenos mediante cr√©ditos asequibles y el desarrollo de la infraestructura rural. “Muchos pensaban que los latifundistas ser√≠an expropiados, pero este programa pudo haber sido concebido por el Banco Mundial‚ÄĚ, comenta G√ľnter Knie√ü, exembajador de Alemania en Colombia (2012-2016).

Desarme y reintegración

Tras la firma del acuerdo de paz, las FARC tienen cinco d√≠as para revelar d√≥nde esconden su armamento, noventa para entregar un tercio de su arsenal y 180 para declarar desarmados a sus siete mil combatientes. Ese proceso tendr√° lugar en 23 zonas de transici√≥n y bajo el escrutinio de las Naciones Unidas. La reintegraci√≥n social de los guerrilleros ‚Äďmuchos de los cuales nacieron y crecieron en la selva colombiana‚Äď comenzar√° en zonas especiales y en campamentos de las FARC. Todo el que entregue sus armas tendr√° acceso a programas de formaci√≥n t√©cnica y profesional, y recibir√° una prestaci√≥n econ√≥mica √ļnica, equivalente a 2.440 euros, para que se facilite su retorno a la vida civil.

Justicia

El acuerdo con las FARC contempla la instauraci√≥n de una “Justicia de transici√≥n‚ÄĚ, encarnada en un tribunal para la paz, una comisi√≥n de la verdad y otras instancias extraordinarias. Quien confiese haber cometido cr√≠menes graves y colabore en la investigaci√≥n de los mismos puede optar por cumplir su condena en forma de trabajo comunitario con libertad de movimiento restringida. Quienes se nieguen a confesar o a cooperar con los investigadores pueden pagar penas de c√°rcel de por lo menos cinco a√Īos. “Este convenio no alienta la impunidad, como dicen algunos cr√≠ticos‚ÄĚ, sostiene Tom Koenigs, emisario especial del Estado alem√°n para el proceso de paz en Colombia.

Participación política y lucha antinarcóticos

El partido pol√≠tico que surja del seno de las FARC recibir√° financiamiento p√ļblico y podr√° participar en las elecciones presidenciales de 2018. Hasta 2026, es decir, durante los pr√≥ximos dos per√≠odos legislativos, a esa formaci√≥n se le garantizar√° un m√≠nimo de cinco esca√Īos en cada C√°mara. Tambi√©n se acord√≥ que el Gobierno y las FARC ‚Äďque controla entre el 60 y el 70 por ciento del comercio de drogas en Colombia‚Äď luchar√°n juntos contra el narcotr√°fico, sustituyendo o eliminando los sembrad√≠os ilegales de coca. El expresidente √Ālvaro Uribe, predecesor de Juan Manuel Santos, insiste en que de este pacto no saca provecho la poblaci√≥n colombiana, sino solamente los guerrilleros.

URL CORTA: http://rbb.cl/ev8s
Tendencias Ahora