Internacional
El a√Īo terrible de Evo Morales: ve debilitada su fuerza en Bolivia
Publicado por:
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un a√Īo terrible ha sido este 2016 para el presidente boliviano Evo Morales, que no s√≥lo perdi√≥ un refer√©ndum con el que buscaba abrir la puerta a un nuevo mandato, sino que ha enfrentado constantes conflictos, el √ļltimo de ellos el asesinato de un viceministro.

El √ļltimo ingrediente en este proceso de “debilitamiento” pol√≠tico ha sido el conflicto con los cooperativistas mineros, que deriv√≥ en el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes esta semana, pero no ha sido el √ļnico. Desde inicios de a√Īo Morales tuvo fricciones con organizaciones de discapacitados, los transportistas e incluso con la mayor central sindical del pa√≠s.

“Todo le ha salido mal este a√Īo. A partir de febrero empez√≥ a vivir una fase de declinaci√≥n ocasionada por problemas internos y por las relaciones con sus propios aliados“, explica a la AFP el analista Jorge Lazarte, quien subraya que √©ste “es el momento m√°s duro del gobierno en los √ļltimos a√Īos”.

Este debilitamiento puede responder a un proceso de “desgaste” natural de un l√≠der que ha ejercido el poder durante una d√©cada estableciendo alianzas con distintos sectores que, en gran parte estaban basadas en generosas transferencias econ√≥micas, gracias a una coyuntura favorable de los precios de las materias primas.

Con todo, el √ļltimo sondeo de la firma Ipsos, antes del conflicto con los mineros, le daba al presidente aymara un 52% de popularidad.

El romance del gobernante izquierdista con los sindicatos amenaza con resquebrajarse por un hecho inesperado, la reducci√≥n de ingresos fiscales debido a la ca√≠da de los precios de los productos de exportaci√≥n. Sus aliados se resisten a perder beneficios a los que estaban acostumbrados y emerge el descontento, seg√ļn analistas.

“Es evidente el natural proceso de desgaste de todo gobierno, no en vano han transcurrido m√°s de 10 a√Īos en el poder. A esto hay que a√Īadir la crisis de los precios de los hidrocarburos y los minerales y la (consiguiente) reducci√≥n de los ingresos fiscales, lo que impide continuar con una pol√≠tica dispendiosa de gastos”, comenta el analista y exparlamentario Carlos Borth.

Lazarte explica que la alianza entre los cooperativistas mineros y el gobierno “no era ideol√≥gica, sino de intereses“.

Destaca que Morales aprovech√≥ la fuerza pol√≠tica y la capacidad de movilizaci√≥n de ese gremio ‚Äďque desestabiliz√≥ a gobiernos precedentes- para garantizar una mayor√≠a en la Asamblea Constituyente de 2006, que aprob√≥ un nuevo texto constitucional. A cambio les concedi√≥ favores econ√≥micos, dice.

Pero el futuro de esta alianza no est√° sellado.

Lazarte indica que “si bien hay fisuras en la relaci√≥n, ambos la intentar√°n recomponer, porque se necesitan” mutuamente, aunque la relaci√≥n no volver√° a ser la misma.

Base social deteriorada

Borth afirma que la amplia base social de Morales “se est√° resquebrajando” y sus √ļnicos aliados incondicionales son los campesinos y los productores de coca, pues ha tenido fricciones con los ind√≠genas, los mineros, transportistas y ahora los cooperativistas.

“Esto le quita fuerza, respaldo social, pol√≠tico y electoral al presidente”, explica.

Lo que est√° menos claro para los analistas es el futuro pol√≠tico de Morales, porque todav√≠a que quedan tres a√Īos de mandato.

“Estamos presenciando el proceso de desgaste, de debilitamiento del gobierno y del liderazgo del presidente, que preanuncia un cambio electoral en 2019, pero no se puede afirmar con certeza” lo que ocurrir√°, dice Borth.

Lazarte estima que surgir√°n problemas de “ingobernabilidad social”, aunque resalta que Bolivia no vive ahora un proceso de “ingobernabilidad pol√≠tica” como suced√≠a en los gobiernos previos a Morales, caracterizados por la inestabilidad.

Tendencias Ahora