Internacional
Ordenan detener a la l√≠der de Madres de Plaza de Mayo por “rebeld√≠a” ante la justicia
Publicado por: Erasmo Tauran La información es de: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un juez ordenó este jueves detener por rebeldía ante la justicia a la veterana líder de la organización humanitaria Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, símbolo internacional de la lucha contra la dictadura en Argentina.

El juez Marcelo Mart√≠nez de Giorgi, a cargo del caso, “orden√≥ su detenci√≥n”, confirm√≥ a la AFP su secretario del juzgado luego de que Bonafini, de 87 a√Īos, se negara a comparecer por segunda vez en un mes ante su tribunal que investiga un caso por presunto desv√≠o de fondos p√ļblicos.

Si me tienen que meter presa, que me metan“, desafi√≥ la activista apoyada por una multitud en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, donde marcha desde hace casi cuatro d√©cadas pidiendo justicia por sus dos hijos que engloban la lista de 30.000 desaparecidos en la dictadura argentina.

El juez investiga presuntas irregularidades en el mecanismo de construcci√≥n de viviendas sociales del programa Sue√Īos Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo, que cont√≥ con financiamiento del Estado durante los gobiernos de N√©stor y Cristina Kirchner (2003/2015).

Ni Bonafini ni las Madres hab√≠an sido imputadas al ser consideradas “v√≠ctimas de la defraudaci√≥n” por el anterior juez de la causa.

La orden de detenci√≥n coincidi√≥ con la hora en que cada jueves las ancianas suben a una camioneta para recorrer 10 cuadras hasta la sede de gobierno, donde cubriendo sus cabezas con pa√Īuelos blancos realizan una emotiva ronda con una gran bandera, que este a√Īo dice: “la falta de trabajo tambi√©n es un crimen”.

Bonafini había anticipado sus razones para faltar a la citación del juez en una carta que dejó su abogado Juan Manuel Morente en los tribunales.

La mujer, que perdi√≥ a sus dos hijos, Ra√ļl y Jorge -adem√°s de su nuera, los tres desaparecidos-, a manos de los represores de la dictadura recalc√≥ que “siempre” sufri√≥ “la misma ignominia, la misma indiferencia” por parte de la justicia y que por eso no ir√° a ning√ļn tribunal.

“Desde 1977 vengo padeciendo las agresiones de la mal llamada justicia, implementada por jueces de la Naci√≥n”, sostuvo Bonafini en su carta.

Eitan Abramovich | AFP
Eitan Abramovich | AFP

Hebe la rebelde

El juez declar√≥ a Bonafini oficialmente en “rebeld√≠a” para justificar su detenci√≥n.

Nos podr√°n poner presas, pero lo que no podr√°n poner preso es el pensamiento“, dijo Bonafini ante cientos de seguidores y varios exministros del gabinete de la expresidenta Cristina Fern√°ndez, que se acercaron a acompa√Īar a este ‘s√≠mbolo’ argentino, que divide a la sociedad entre amores y odios hacia su figura.

Subray√≥ en alusi√≥n a la justicia: “No le tenemos miedo. Como nos quieren asustar, nos amenazan”, dijo al referirse a una confusa orden de allanamiento que termin√≥ en una escena rocambolesca cuando Bonafini y sus compa√Īeras sal√≠an de la sede de la organizaci√≥n para su ronda habitual.

Un cord√≥n humano impidi√≥ el allanamiento en las puertas de la sede de Madres, ubicada a 200 metros del Congreso. El jefe policial, acompa√Īado por varias camionetas policiales y decenas de gendarmes pertrechados, intentaron frenar el veh√≠culo al que subieron las Madres y evitaron a los efectivos.

Madres de la Plaza, el pueblo las abraza“, cantaban decenas de activistas al acompa√Īar la salida de Bonafini junto a las otras Madres.

Bonafini record√≥ que en febrero de 1977 empez√≥ su “calvario” con la justicia al hacer 168 presentaciones por su hijo Jorge, y luego por su hijo Ra√ļl, desaparecido en diciembre del mismo a√Īo.

“En una constante peregrinaci√≥n por los juzgados siempre padec√≠ las mismas injusticias, las mismas agresiones. Luego en mayo de 1978, desapareci√≥ tambi√©n mi nuera Mar√≠a Elena, y nada cambi√≥”, sostuvo Bonafini.

La activista contó que en 2001 denunció agresiones físicas contra su hija Alejandra y posteriormente fue involucrada en la causa por el supuesto desvío de fondos a cargo del exapoderado de la fundación de las Madres Sergio Schoklender.

Dijo que las Madres aportaron cientos de pruebas a los jueces por ese caso y que nunca fueron si quiera leídas, reprochó al juez Martínez de Giorgi.

Por todo eso, consider√≥ una “burla” la citaci√≥n del jueves que “castiga a todas, ancianas de 85 a 90 a√Īos, y nos condena a pagar las deudas, injustas y ajenas”, afirm√≥.

Tendencias Ahora