Internacional
Viernes 06 septiembre de 2019 | Publicado a las 09:26 · Actualizado a las 11:11
De héroe a dictador: Mugabe liberó a Zimbabue de una brutal dictadura y terminó como un tirano
Por Diego Vera
La información es de Radio France Internationale
visitas

El hombre que liber√≥ a su pa√≠s de una brutal dictadura colonialista, se convirti√≥ con los a√Īos en un tirano que sofoc√≥ la oposici√≥n y hundi√≥ a su pa√≠s en la miseria. Falleci√≥ a los 95 a√Īos.

Cuando tom√≥ el control de Zimbabue en 1980, poniendo fin al r√©gimen racista de Ian Smith, Robert Gabriel Mugabe despert√≥ una esperanza que le vali√≥ elogios internacionales. En el mes de abril de aquel a√Īo, Rodesia del Sur dejaba de ser una colonia brit√°nica y tomaba el nombre de Zimbabue.

A la cabeza del ZANU-PF (Unión Nacional Africana de Zimbabue Frente Patriótico, por sus siglas en inglés), Mugabe triunfó militarmente del régimen de Smith y luego ganó ampliamente las elecciones de 1980 con promesas de apaciguamiento y de reconciliación entre blancos y negros.

Su trayectoria est√° llena de grandes logros: naci√≥ y creci√≥ bajo un r√©gimen racista, dedic√≥ su juventud a la lucha contra el sistema y pas√≥ 10 a√Īos en la c√°rcel.

Inspirado por el marxismo, lanzó ambiciosos programas para mejorar la educación que permitieron aumentar la alfabetización en el país, invirtió en el sector agrícola, y prometió no tocar las propiedades de los terratenientes blancos que poseían la mitad de las tierras.

Hasta 1985, Zimbabue era la granja de √Āfrica y uno de los principales productores de tabaco del mundo.

Sin embargo, su faceta her√≥ica se fue degradando con las d√©cadas de poder. A la matanza de 20.000 personas en los primeros a√Īos se sumaron la represi√≥n, las desapariciones de opositores y las torturas.

Mugabe deja un legado dividido, entre los que le consideran como el gran libertador panafricanista, y los que lo ven simplemente como un cruel dictador que ha hundido a su pueblo.

El t√≠o “Bob”, como lo llaman en Zimbabue, gobern√≥ el pa√≠s gracias a una m√°quina en su partido forjada durante casi cuatro d√©cadas a su medida.

La “reforma” agraria

El conflicto con los terratenientes blancos fue el punto de quiebre econ√≥mico y pol√≠tico del r√©gimen de Mugabe. “En la d√©cada de los 90 hubo protestas dentro de su partido porque con la construcci√≥n de la independencia se hicieron promesas de reequilibrar la condici√≥n de la mayor√≠a negra, sobre todo en materia de reparto de la riqueza y de las tierras”, explica Jean-Ars√®ne Yao, historiador marfile√Īo y periodista de la revista Mundo Negro.

El r√©gimen permiti√≥ entonces la confiscaci√≥n de tierras de los terratenientes blancos. “Mugabe entr√≥ en una din√°mica demag√≥gica: p√ļblicamente quit√≥ las tierras a los blancos para entregarlas a los negros. En realidad, fueron entregadas a una minor√≠a negra, esencialmente gente del entorno del poder”, detalla Jean-Ars√®ne Yao, en entrevista telef√≥nica con RFI.

Finalmente, la poblaci√≥n pobre del pa√≠s no se benefici√≥ del reparto de tierras, Zimbabue perdi√≥ sus apoyos internacionales y el sector productivo agr√≠cola, abandonado por sus nuevos due√Īos incompetentes, se derrumb√≥. El pa√≠s entr√≥ en crisis en la d√©cada de los 2000, con una inflaci√≥n r√©cord.

Se estima de hecho que casi un tercio de la población vive en la vecina Sudáfrica, es decir que convirtió su país en una pesadilla para sus propios ciudadanos.

En 2014, para allanarle el camino a Grace, su esposa y ex secretaria, 41 a√Īos menor que √©l, Mugabe destituy√≥ a la vicepresidenta Joyce Mujuru y lo mismo le pas√≥ en 2017 a Emmerson Mnangagwa, ex jefe de los servicios secretos y luego vicepresidente.

Fue el principio del fin para Mugabe: el ej√©rcito detuvo a sus familiares y su partido el Zanu-PF lo destituy√≥ como presidente. Tras 37 a√Īos a la cabeza del pa√≠s, Mugabe renunci√≥. “Lider√≥ la lucha por el fin del apartheid en Zimbabue, y pese a que fue tildado de d√©spota, creo que quedar√° en la memoria de los zimbabuenses y de los africanos, como una figura de la independencia de Zimbabue. Eso nadie se lo puede quitar”, concluye el periodista Jean-Ars√®ne Yao.

Robert Mugabe muri√≥ lejos de su pa√≠s, a los 95 a√Īos, en Singapur donde recib√≠a su seguimiento m√©dico.

Tendencias Ahora