Ricardo Noir, ex delantero de Universidad Católica, recordó y detalló uno de los momentos más complejos que sufrió en su carrera futbolística; los rumores de un supuesto romance con uno de sus compañeros de Newell's en 2011.

El ex extremo argentino de Universidad Católica, Ricardo Noir, recordó uno de los episodios más tristes de su carrera como futbolista tras revelar detalles del infierno que sufrió luego de que, en 2011, corrieran rumores de un romance con uno de sus compañeros de equipo.

Una situación que ‘Tito’ vivió cuando militaba en Newell’s Old Boys y después de que distintos portales de noticias echaran a correr la supuesta información de un amorío con Sebastián Peratta.

“Un día vino mi hermana y me dijo: ‘Che, ahí puso uno tal cosa’. Le dije que no le diera bola, pero al rato era un quilombo. No entendía nada. Yo era chico. Solía ir a buscar a mi hija más chica al jardín y dejé de ir. Una vergüenza tenía. Salía predispuesto a pelear con alguien. Me decían algo y cómo no iba a pelear”, confesó en una entrevista con Mundo Boca.

A pesar del buen presente que atravesó el club de Rosario en aquella temporada, en contraparte, el delantero aseguró que “en ese momento me tiraron al piso. Fue un momento muy triste”.

“Me liquidaron. Anímicamente, ese año fue terrorífico. Cuando vino Martino, por un lado estaba feliz de que me iba a dirigir, pero no quería estar más en el club. Un día me encerró en la sala de videos del complejo de Newell’s y me dijo: ‘Mirá, quiero parar el equipo así, ya que me gusta jugar con dos por afuera. Vos tenés las características’. Sin embargo, le respondí: ‘Tata, la verdad, no quiero estar un solo día más acá. La estoy pasando muy mal. No salgo a la calle, salgo de entrenar y me encierro en mi casa. La estoy pasando mal. Mi mujer y mi nena me ven llorar todos los días’“, detalló.

En ese sentido, el actual futbolistas del Atlético Palmaflor de Bolivia recordó: “Me quedé ese semestre y no terminé jugando, nada. En su momento me llamaron mis ex compañeros de Boca, los dirigentes, todo. Incluso me hablaron para hacer una nota para salir a aclarar. ¿Y qué iba a salir a aclarar? Hoy me cagó de risa, pero en su momento la pasé mal”.

Además, Noir confesó que, sumado a la tristeza y vergüenza que le provocaba el tema, también sufrió bullying en los terrenos de juego.

“Un día me tocó ir a la cancha de Unión. Fui al banco ese día y me volvió loco una mina cargándome. Más encima, el banco está pegado al público. En una me cansó y le dije: ‘Antes de estar con vos, más vale’. Y de ahí la gente se le reía a la chica. Eso sí, después tuve que hacer la entrada en calor con la policía, ya que me tiraban de todo”, rememoró.

Antes de finalizar, el ex ‘cruzado’ envió un mensaje para evitar que otros futbolistas vivan situaciones similares, manifestando que “hay que poner límites. Alguien capaz lo dijo en joda y a mí me mató. Mi familia se ponía mal. Fue un momento desagradable que no se lo deseo a nadie. O lo superaba o no podía jugar más al fútbol”.