El Barcelona volvió a ganar en la Champions League cuando más lo necesitaba al imponerse 1-0 al Dinamo de Kiev, este miércoles en el Camp Nou, y sumar así sus primeros tres puntos en esta edición del máximo torneo europeo.

Un gol de Gerard Piqué (36′) dio una necesaria victoria a los azulgranas, que se colocan con 3 puntos en la tercera posición del grupo E, provisionalmente a un punto del Benfica (4 unidades), que se mide al líder de la llave, el Bayern de Múnich (6 puntos) este miércoles.

El equipo azulgrana llegaba a este encuentro sin derecho a fallo tras cosechar dos derrotas en sus dos primeros encuentros europeos (ante Bayern y Benfica), que le habían dejado último del grupo sin ningún punto.

La victoria da aire al Barça a pocos días de enfrentarse el domingo al Real Madrid en el clásico del campeonato español.

El Barça tomó pronto las riendas del partido frente a un Dinamo, ahora colista del grupo, que cerró filas atrás para intentar sorprender al contraataque.

Pese a su control, el Barça imprimía poca velocidad a su juego facilitando la tarea de la defensa ucraniana y obligando a los locales a probar suerte con centros desde los costados y jugadas a balón parado.

Al cuarto de hora, Luuk de Jong cabeceó fuera un saque de falta (18) y su nuevo intento con un disparo desde el borde del área lo palmeó el portero Georgi Bushchan (21) a córner.

El meta del Dinamo desbarató unas cuantas ocasiones, incluido un disparo a bocajarro en el segundo palo de Sergiño Dest (36).

El Barcelona no dejaba de rondar el área contraria, pero tuvo que esperar hasta el 38 para que Gerard Piqué rematara en boca de gol un centro desde la izquierda de Jordi Alba (38′).

El gol convirtió a Piqué, a sus 34 años y 260 días en el goleador más veterano del Barça en Champions, además de igualar al brasileño Roberto Carlos como el defensa más prolífico de la historia de la Liga de Campeones con 16 dianas.