Tras la llegada de Lionel Messi, las huestes del París Saint-Germain viven una verdadera revolución. A pesar de contar con figuras como Neymar y Kylian Mbappé, desde que está el argentino, todo el universo futbolístico habla del elenco parisino. Y en esta ocasión, el turno fue de un ídolo francés; Nicolás Anelka.

El ex delantero del PSG y campeón de la Eurocopa 2000 no escondió su orgullo por contar con la ‘Pulga’ en el equipo de sus amores, sin embargo, el ‘Puma’ fue firme en aclarar el rol que debe cumplir el nuevo dorsal ’30’ dentro del terreno de juego en una entrevista con el medio francés Le Parisien.

“Mbappé tiene que ser el jefe del ataque porque es el número uno. Messi lo era en el Barça, pero ahora tiene que servir a Mbappé. Lleva cinco años en el club y eso Messi debe respetarlo”, manifestó el ex Real Madrid y Arsenal.

Una advertencia que llega en medio de la polémica Neymar-Mbappé. Hace un par de días, el veloz delantero francés fue captado por las cámaras lanzando duras acusaciones contra el crack brasileño, todo esto mientras se encontraba en el banco de suplentes tras ser sustituido en el duelo ante Montpellier.

“¡Ese vagabundo no me la pasa!”, emitió molesto el campeón del mundo en 2018.

“Mbappé es insustituible. En velocidad es el mejor del mundo y el PSG debe hacer todo para que se quede. Creo que ya lo tiene decidido. Quiere más y es normal. Si hubiera jugado sus tres últimas temporadas en Inglaterra o España, ya habría sido Balón de Oro“, se refirió Anelka a la situación actual de ‘Donatello’.

El fichaje de Messi posicionó a París Saint-Germain como el equipo a vencer tanto en Ligue 1 como en Champions League. No obstante, el ‘Puma’ pone paños fríos, señalando que “tener a Messi supone que el PSG haya superado a los demás. Es un club al que todo el mundo quiere, pero le falta un título europeo. Y eso es una presión grande, ya que todos piensan que con Messi lo ganarán, pero el fútbol no son sólo estrellas“.

El polémico ex goleador no quiso finalizar sin antes dar su opinión respecto de la insólita sustitución que sufrió la ‘Pulga’ en el minuto 75 ante Lyon.

“No puedes sustituir a un Balón de Oro cuando aún no ha marcado. Messi no olvidará lo de Pochettino y será difícil recuperar la situación. No puedes manejarlo así”, sentenció.