El astro argentino Lionel Messi fue suspendido por dos partidos luego de su expulsión en la final de la Supercopa de España, donde su equipo Barcelona perdió frente a Athletic Bilbao por 3-2 en suplementario.

Carmen Pérez, presidenta del Comité de Competición y jueza única de la Real Federación (RFEF), dividió fijar la sanción en el marco del artículo 132.2 del reglamento de disciplina.

Pese a que se especuló con una sanción mucho mayor, finalmente Messi no podrá jugar contra el Cornellá en la Copa del Rey ni contra el Elche en la jornada 20 de La Liga.

Paradójicamente, el rosarino de 33 años volverá a estar disponible para la fecha 21 del torneo español, en la que el Barcelona se deberá medir ni más ni menos con el Athletic Bilbao de nuevo.

Ese será el momento en el que Messi vuelva a verse las caras con Asier Villalibre, quien “perdonó” a la ‘Pulga’ por el golpe que recibió y le valió la expulsión.

“A mí me parece clara. Yo le meto cuerpo para que no fuera adelante y él se ha enfadado, me ha metido la mano en la cara, y yo creo que es agresión clara”, declaró Villalibre.

El árbitro Gil Manzano reflejó en el acta del encuentro que Messi “fue expulsado por golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva, estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado”.