El grupo está apretado y cualquier desliz complica el andar. Este martes Universidad Católica visitará Porto Alegre para medirse con Gremio, en un vital juego de la Copa Libertadores.

Un duelo donde el perdedor puede quedar muy herido, teniendo en cuenta que solo quedará una fecha más después de esta jornada.

El partido, a disputarse en suelo brasileño, arrancará desde las 19:15 horas.

Camiseta inflada de brasileños

Con la camisa inflada tras la victoria ante su archirrival, el ‘tricolor gaucho’ irá por una victoria que lo clasifique a octavos a falta de una fecha en caso de que su eterno rival, Inter de Porto Alegre, empate o gane en su visita al América de Cali la noche del martes.

La más reciente salida de los hombres de Renato Portaluppi consolidó la paternidad contemporánea del Gremio en el clásico de Porto Alegre: cuatro victorias y un empate en los últimos cinco enfrentamientos.

El triunfo 1-0, el miércoles pasado, fue un envión anímico para un equipo con un desempeño flojo en el Brasileirao. Con 13 puntos en once partidos, están a dos unidades del descenso.

Aunque el fin de semana cayó goleado 3-1 ante el líder Atlético Mineiro, con una nómina alterna, Gremio apuesta sus cartas a la competencia internacional, donde hasta ahora los resultados lo han acompañado.

“No podemos seguir viviendo apenas del Gre-Nal, tenemos que trabajar para mantener cada vez más ese buen ritmo de juego”, dijo el atacante Pepe.

Las siete unidades, que le permiten compartir la punta del Grupo E con Inter, al que volverán a enfrentar el fin de semana por el Brasileirao, son un buen ahorro para pensar en la siguiente fase. América y Católica igualan con cuatro puntos.

Pese a que los números le dan grandes chances de clasificar, Portaluppi ha reiterado una preocupación: la seguidilla de juegos, asegura, impiden una buena preparación física y descanso apropiado a sus atletas.

“Dormimos mal, estamos comiendo dentro del camerino y nos vamos al aeropuerto. Llegamos y ya entrenamos”, afirmó.

Desde que se reanudó el fútbol tras la pausa por la pandemia, Gremio ha tenido al menos 18 bajas por lesión. Todo en medio de secretismo, ante la prohibición del DT de informar sobre los lesionados.

Contra Católica, Renato Gaúcho no podrá contar con el sancionado Lucas Silva, a quien Robinho reemplazaría. David Braz retornaría a la titular en reemplazo de Tonhao.

Vencer o morir

La situación doméstica de los cruzados se opone a la realidad brasileña de su rival. Líder del torneo de Chile, la Católica es colista de la zona y aterrizará en Porto Alegre con la necesidad imperiosa de seguir con vida en la Libertadores.

Los hombres del argentino Ariel Holan, que empataron 2-2 contra el Everton el fin de semana, necesitan de los tres puntos para soñar con el boleto a octavos.

La derrota deja afuera al campeón chileno aunque lo mantiene con la opción de pelear por un pase a la Sudamericana como tercero.

“Tenemos dos finales en la Libertadores, la ilusión está latente”, afirmó Holan.

La Franja alineará con su once base, aunque ajusta bajas en sus suplentes habituales: Marcelino Núñez y Alfonso Parot se suman a los lesionados Cristopher Toselli, Juan Cornejo y Benjamín Kuscevic.

El juez argentino Facundo Tello dirigirá el encuentro.

Alineaciones probables

Gremio: Vanderlei – Luis Manuel Orejuela, Walter Kannemann, David Braz, Bruno Cortês – Darlan Mendes, Alisson, Matheus Henrique, Robinho, Pepê – Diego. DT: Renato Portaluppi.

Católica: Matias Dituro – Jose Fuenzalida, Germán Lanaro, Valber Huerta, Raimundo Rebolledo – César Pinares, Ignacio Saavedra, Luciano Aued – Gastón Lezcano, Fernando Zampedri, Edson Puch. DT: Ariel Holan.

¿No tienes donde ver la Copa Libertadores? Suscríbete a Zapping para ver este y muchos partidos más. En vivo desde tu computador, celular o incluso smart TV.