Este martes es clave para los dos equipos chilenos que están en Copa Libertadores de América. Mientras Colo Colo visitará a Peñarol en el Campeón del Siglo de Montevideo, la UC está en Brasil para buscar la hazaña en el Arena do Gremio.

Ambos equipos nacionales buscarán que la clasificación de Colo Colo hasta los cuartos de final del torneo en 2018 no sea la única vez en los últimos años que un equipo chileno supere la fase de grupos de la Libertadores.

En ese contexto, Colo Colo tiene un mejor panorama que la UC en esta edición. Por su parte, el campeón chileno ha dejado buenas impresiones en ambos partidos internacionales después del parón por la emergencia sanitaria, pero enfrenta a uno de los mejores equipos de la competencia en los últimos años.

Buen juego, pero rivales difíciles

Si bien Universidad Católica viene de vencer a un debilitado Gremio de Porto Alegre en San Carlos de Apoquindo, no hay que perder el foco: cumplieron. Además, el empate con sabor a derrota ante América de Cali en Colombia deja buenas sensaciones en lo que al juego se refiere.

Sin embargo, el desafío es mayor en el Arena do Gremio. Los de Porto Alegre son protagonistas del torneo en los últimos años: hicieron semifinales en 2018 y 2019 y fueron campeones en 2017. Además, los brasileños vienen de caer por la cuenta mínima por Copa Libertadores ante su clásico rival. Un gigante herido.

Actualmente el Grupo E de la Copa tiene a la UC en el último lugar con 4 unidades, al igual que el equipo ‘escarlata’, aunque con menos diferencia de gol. Los dos líderes son los dos equipos de Porto Alegre con 7 puntos.

La posibilidad de clasificar a la próxima fase de la Copa Libertadores está viva, pero ya depende de otros resultados. En tanto, la clasificación a Copa Sudamericana parece una realidad más probable.

Lo anterior porque la UC cierra la fase de grupos ante el Inter de Porto Alegre en San Carlos de Apoquindo, mientras América de Cali cierra con Gremio en Brasil. Esta tarde, además del partido de la UC con Gremio, juega Inter contra los caleños en Colombia.

La ilusión de los cruzados está en el buen momento del equipo, que bajo el mando de Holan ha encontrado un funcionamiento que identifica y le genera confianza a los jugadores.

Crisis institucional, pero escenarios accesibles

Colo Colo tiene una realidad completamente inversa a la de la Universidad Católica. No encuentra funcionamiento colectivo ni individual en el campo de juego y sufre en lo institucional.

Es decir, no encuentran el rumbo en lo deportivo y ni hablar de lo dirigencial, que tras el episodio contra Deportes Antofagasta por el campeonato nacional, lo único que han logrado hasta ahora es debilitar aún más la imagen del club.

Pero…esta tarde enfrentan a un Peñarol que viene a los tumbos hace años. Desde 2011 que el histórico club uruguayo no logra pasar la fase de grupos.

Ese recordado equipo integrado por Corujo, Mier, Sebastián Sosa, ‘Toni’ Pacheco o Juan Manuel Olivera, entre otros, logró llegar a la final y solo fue superado por el Santos de Neymar.

Pero de eso ya va casi una década y hace años que en el ‘Manya’ también luchan contra esa ‘maldición’.

Por lo demás, el rendimiento deportivo tampoco los acompaña. Marchan quintos en el campeonato local y tuvieron que destituir a un ídolo del club como Diego Forlán como DT luego de pésimos resultados.

El panorama es mejor aún para Colo Colo (6 puntos), que cierra la fase de grupos de local contra el que asoma como rival directo por el segundo cupo de la zona C: Jorge Wilstermann (6 puntos), que este martes enfrentará al Athletico Paranaense (9 puntos) en el Arena da Baixada.

Peñarol (3 puntos), por su parte, termina la fase de grupos ante el Paranaense en Uruguay.