El delantero chileno Alexis Sánchez estuvo muy cerca este miércoles de mejorar sus números en la presente temporada junto al Inter de Milan.

Eso sí, un poste no lo dejó. Resulta que el tocopillano tuvo un buen remate a portería que acabó estrellándose en uno de los verticales.

El ‘Niño Maravilla’ recibió una buena asistencia de Lukaku, su exsocio en el Manchester United, y sacó un tiro que fue apenas desviado por los dedos del portero de Fiorentina, Pietro Terracciano.

La comentada acción ocurrió en el minuto 51′ del enfrentamiento, cuando el juego estaba igualado sin goles.

Hubiera sido el tercer tanto de Sánchez tras la reanudación del fútbol en medio de la pandemia, y su cuarto de la temporada.

El grito de gol estaba vez quedó ahogado. Consignemos que el partido terminó igualado 0 a 0.