Tras pasar 18 días intubado a un respirador mecánico y más de un mes hospitalizado en la Clínica Dávila, la noche del jueves Giovanni Cárdenas fue dado de alta y regresó a su casa junto a su familia.

Allí, en su residencia, lo esperaba una fiesta íntima de celebración y agradecimiento con sus más cercanos: “Estaba emocionado”, reconoció la esposa del ex “MasterChef”, Scarlett Jaque, en diálogo con el diario Las Últimas Noticias.

“Giovanni lloró y dio las gracias. Luego de un rato les pidió a todos que no se movieran tanto porque eso a él lo marea”, agregó.

Estas fueron las primeras actividades de su regreso: “Fue a bañarse, se lavó el pelo y se acostó. Durmió un poco y luego se levantó a cenar. Lo acompañé junto a nuestros hijos para compartir con él y darle las gracias a Dios”, dijo Scarlett.

Por ahora, al cocinero lo espera una delicada etapa de convalecencia y reposo. “Giovanni ya puede comer solo, pero siempre cosas livianas: arroz, con pedazos de lechuga picada”, comentó.

“Le costó dormir porque despertó varias veces con una sensación de ahogo. A medianoche me pidió abrir las puertas para que entrara aire y lo incliné para que respirara mejor. Cada cierto rato empieza con tiritones en las manos y los pies”, añadió Pavez.