TV y Espect√°culo
Miércoles 25 julio de 2018 | Publicado a las 11:45 · Actualizado a las 11:53
Exobispo escapa por la ventana para evitar entrevista con Informe Especial
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En medio de las demandas de las marchas feministas y en contra de los abusos cometidos por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica, un grupo de religiosas de la localidad de Molina, relataron en Informe Especial (TVN) sus historias de maltrato, tocaciones y humillaciones que, hasta ahora, no habían sido escuchadas.

Seg√ļn denunciaron las ex integrantes del convento Las Hermanas del Buen Samaritano en Talca, durante a√Īos fueron consideradas “ciudadanas de segunda clase”, siendo explotadas y ninguneadas.

Las mujeres afirman que sus superioras les negaban la comida y que incluso fueron víctimas de abuso sexual por parte de algunas de ellas y de sacerdotes, para quienes trabajaban como sirvientas.

“La primera vez que me vio, en Molina, me queda mirando y me dice ‘esos senos est√°n muy abajo’ y me pesc√≥ as√≠ para arriba. Entraba a las habitaciones y entonces justo lleg√≥ a mi cama y me levant√≥ la ropa. Dijo: ‘hace mucho fr√≠o aqu√≠’, yo me levant√© y dije ‘¬Ņqui√©n est√° aqu√≠?””, se√Īal√≥ Eliana Mac√≠as, sin mencionar al religioso responsable de aquel momento.

Otra de las denunciantes recuerda una situaci√≥n vivida con una religiosa. “Una vez estaba llorando. Ella me dijo ‘No llore, porque me vas a obligar a subir a tu cama’. Ella sube, me empieza a hacer cari√Īo y de repente la siento ac√° al frente. Aparte de besar, me comenz√≥ a manosear y se dio toda la cuesti√≥n. Empez√≥ a manosear, de arriba a abajo”, afirm√≥.

TVN
TVN

Frente a las denuncias, el equipo de Informe Especial liderado por Paulina de Allende Salazar, decidió a buscar respuestas del exobispo Horacio Valenzuela, pues las denunciantes afirmaron que él estaba al tanto de todo lo que ocurría.

Cuando la periodista no pudo concertar una cita con él, decidió acudir personalmente a su oficina, donde se negó a dar una entrevista. Lo curioso es que cuando la profesional logró ingresar al lugar, el sacerdote ya no se encontraba allí.

“Ni nosotros, ni quienes trabajaban con √©l previeron que esquivar√≠a la prensa escabull√©ndose por la ventana de su oficina”, afirm√≥ la conductora del espacio.

Tras meses de ser tramitada, finalmente De Allende Salazar logró ubicar a Valenzuela cuando el hombre se dirigía a su auto. Allí volvió a darle la posibilidad de hablar tranquilamente, pero él nuevamente rechazó la oportunidad.

Puedes revisar la escena aquí

Tendencias Ahora