Fue el pasado 23 de mayo cuando la influencer Naya Fácil resultó detenida en el contexto de una fiesta clandestina que se desarrolló en Viña del Mar. La situación incluso fue grabada y publicada por la joven.

“Yo me estoy haciendo cualquier copete porque nos vamos todos presos (…) Vamos a estar como seis horas detenidos”, indicó en ese entonces en uno de los registros que publicó en Instagram.

Semanas más tarde, la influencer fue entrevistada en el matinal Bienvenidos debido a una nota donde se hablaba de este tipo de reuniones. Allí sostuvo que aún no le habían hecho llegar la multa por aquel hecho.

“Si me multaran yo creo que tampoco pagaría la multa. Sé que hice algo malo, pero también creo que hay mucha gente, la misma gente de Cachagua, que carreteó y que tampoco pagaron la multa. Entonces que yo sepa las multas no son como una ley, así que no me sentiría en la obligación de pagarla”, expuso en ese momento.

Pues bien, luego de algunas semanas la joven finalmente confirmó que fue multada luego de haber participado de aquella reunión en la “Ciudad Jardín”.

Aquello lo hizo en conversación con Pamela Díaz en el programa de YouTube Sin Editar, en el cual sostuvo que la notificación llegó justo después de ser entrevistada en el matinal de Canal 13.

“Me llegó una multa, por detenerme cuando yo andaba carreteando allá en Viña del Mar, a todos mis amigos nos multaron”, indicó.

“Y eso fue por la entrevista que le di a Canal 13, hablando de las fiestas clandestinas, pasaron como dos semanas y me llegó la multa y yo diciendo en Canal 13 ‘no, yo no pienso pagar nada’, y me llegó”, agregó.

Asimismo, la influencer aseveró que en el documento se le indicaba que no debía referirse a ese tema de forma pública o en entrevistas, ya que de lo contrario podría ser obligada a realizar trabajo comunitario.

Para finalizar, Naya indicó que tendrá que pagar un total de 300.000 pesos por haber infringido la normativa sanitaria.