Este jueves, la actriz chilena Javiera Acevedo (36) se convirtió en madre de Kai, su primer hijo. Recientemente entregó detalles de la alegre noticia, especificando que el pequeño nació por parto natural en la semana 41, que midió 54 centímetros y que pesó 4 kilos y 390 gramos.

En conversación con Las Últimas Noticias, la también expanelista de televisión comentó que “lo miro y me emociono. Estoy feliz. Es una exquisitez”.

La vida le cambió. Ahora, confesó, “ando como zombie” debido a la falta de sueño, pero afirmó que “todo eso da lo mismo cuando veo sus ojitos”.

Fue un parto “intenso”, dijo. Recordó que tras sentir contracciones cada cinco minutos, fue llevada a la clínica por su madre, Gisa, y el padre del bebé, Federico. “Cuando llegamos empezamos a prepararnos con la matrona (…) después llegó el doctor (…) ellos hicieron todo lo posible para que yo tuviera parto normal, pese a lo grande de mi guagua”. El trabajo duró poco más de cuatro horas.

“Me dijeron que fui una guerrera”, indicó. Y es que los especialistas le habían advertido que pocas veces realizaban partos naturales con bebés grandes, privilegiando la cesárea. “Me tiraron todas las flores. Después de eso me sentía súper poderosa (…) Después de eso, siento que puedo hacer cualquier cosa. Me siento aguerrida total”, agregó.

El embarazo fue anunciado en diciembre pasado, cuando fue portada de la revista Velvet. En ese medio contó que conoció al padre del bebé en medio de la pandemia, luego que se relajaran las medidas sanitarias, “por un amigo en común durante esta pandemia. Un día él llegó a mi casa y la conexión fue inmediata”.

Agregó que “jamás imaginé conocer a alguien en estas circunstancias, pero siempre me he dejado sorprender por la vida. Este hijo es fruto del amor en pleno caos”. Previo a dar a luz, no obstante, confirmó que esa relación se acabó, aunque mantienen una buena sintonía en la paternidad.

Tras el nacimiento, Acevedo posteó una fotografía en su cuenta de Instagram donde se le ve con su hijo recién nacido en brazos y a quien parece ser su madre.

“Llegaste un día de lluvia en el mes del mar mi querido Kai. Eres mi razón de sonreír existir y todo lo demás. Eres sanito eres fuerte y te portas como un rey. Pesaste 4.390 kilos en un parto normal donde te prometo que fui una guerrera y por una gran razon. Mediste 54 cms y hoy me haces la mujer más feliz del mundo”, escribió.

“Espero que tu llegada a este mundo lo haga mejor y que tu existencia aquí sea para nunca olvidar. Por fin nos encontramos guatón de mi corazón”, añadió.