El actor argentino Paulo Brunetti (47) reveló que su familia en el país trasandino se vio afectada por el covid-19, misma enfermedad que ha puesto en jaque al mundo. “Fue duro”, dijo.

En concreto, ambos padres y cuatro de sus cinco hermanos resultaron contagiados, según contó al diario nacional Las Últimas Noticias.

“Fue duro. Ellos viven en Puerto Madryn, el puerto más importante de la Patagonia argentina, que no cerró cuando empezó la pandemia por lo que mucha gente se contagió”, sostuvo.

La ciudad está ubicada en la provincia de Chubut, a poco más de 1.000 kilómetros de la capital Buenos Aires.

“Si bien ninguno debió ser internado, la distancia te pone un poco loco. Me sentí muy inútil y frustrado”, añadió el trasandino con residencia en Chile.

A pesar de que se alejó de sus progenitores joven, cuando tenía recién 19 años para ir a estudiar actuación a la gran ciudad, afirmó que “en las actuales condiciones la lejanía es más dura”.

Argentina, según datos de la Universidad John Hopkins, cuenta ya más de 1,8 millones de casos totales desde el comienzo de la pandemia, con otros 46 mil fallecidos.

En Chubut, en tanto, han habido cerca de 46 mil contagiados, con una población que, hasta 2014, bordeaba los 600 mil habitantes.

Con esto, el actor reflexionó y aseguró que comenzará a “viajar más seguido” hacia su país natal. “Apenas pueda tener los permisos necesarios voy a agarrar el auto y voy a partir”, concluyó.

Por el momento, se espera que Brunetti aparezca en la pantalla de Mega con la producción nocturna Demente, que estará protagonizada por Benjamín Vicuña y Paz Bascuñán.

La trama contará la historia de la pareja de actores, que interpretarán a Joaquín Acevedo y Teresa Betancourt, un matrimonio que sufre el secuestro de “Mateo”, su hijo de cinco años.