Andrés Baile tuvo un exitoso paso por la televisión y los programas de farándula hace algunos años, donde su nombre era bastante conocido. No obstante, aquel éxito contrasta bastante con lo que está viviendo hoy en medio de la pandemia, con su negocio de comidas gourmet “parado” y sin ingresos.

En conversación con Las Últimas Noticias, el exanimador de Mekano sostuvo que no ha obtenido las ayudas que entrega el gobierno en medio de la crisis, ya que se le negó el Ingreso Familiar de Emergencia y el Bono de la Clase Media.

“Desde el primer día que anunciaron las ayudas me he metido y nada. (A los otros bonos) tampoco pude postular. Ni caja me ha tocado (…) desde marzo que estoy sin ingresos (…) mi señora también es independiente, igual que yo, y tampoco le ha llegado nada”, indicó.

Asimismo, Baile sostuvo que retiró el 10% de sus fondos de la AFP, aunque este dinero sería inferior al millón de pesos, debido a que siempre trabajó con honorarios y tuvo pocas cotizaciones.

“Sí (lo pedí), pero di boleta los veintitantos años que trabajé en televisión, entonces la imposición no fue regular. Hice el trámite, pero creo que es menos de un millón de pesos”, expuso.

View this post on Instagram

Listo para ir a sacar la basura !!!

A post shared by Andres Baile Abascal (@tu_carrito_gourmet_) on

Para el comunicador, la crisis para su emprendimiento vino con el estallido social y la baja de los eventos, lo que se acentuó con la pandemia en nuestro país.

“En una buena época salían seis eventos en el día, tres en el almuerzo y tres en la noche. (Después) empezaron los toques de queda y la gente no se podía juntar de noche, que era mi fuerte para hacer eventos. Desde ahí comenzó a decaer la cosa”, señaló.

Ya en el último tiempo, confiesa, la situación se volvió aún peor y con su esposa tomaron la decisión de vender su vivienda en la comuna de Peñalolén. Actualmente, ambos residen en una casa que pertenece a los padres de él.

“No podía seguir viviendo donde vivía. Pagaba un dividiendo alto que tomé hace 13 años, cuando estaba en la tele. Era una casa grande, con piscina y cuatro habitaciones, en condominio (…) la plata servirá (está en el proceso de venta) para pagar muchas deudas y hoyos que uno tiene, pero dormiremos más tranquilos”, sostuvo.

“No pago arriendo, hasta el minuto estoy subvencionado por mis padres. Por eso digo que soy millonario… millonario en familia y amistades”, añadió.

Sobre su presente, Baile indicó que está dedicado a la venta de comida a domicilio, aunque reconoce que no ha sido fácil generar más recursos.

“Es insuficiente. Tuve que empezar a vender pan, comida hecha, papas, lo que fuera, pero es complicado el retorno de dinero (…) Lo que genero alcanza para comer en el día a día”, concluyó.