Hace ya un tiempo que Emilia Daiber se convirtió en rostro de Chilevisión. Su primer trabajo en aquella estación fue como notera del matinal Contigo en la Mañana y ahora dará el salto a la conducción en el estelar El Discípulo del Chef.

El nuevo programa se estrenará el próximo 6 de octubre y reunirá a los calificados chefs Ennio Carota, Yan Yvin y Sergi Arola como educadores de un grupo variado de aspirantes.

Antes de integrarse a este proyecto, Daiber vivió la gran experiencia de convertirse en madre junto a su esposo Axel Reichhard, con quien se casó en 2018.

Ambos fueron padres del pequeño Baltazar, un pequeño que ahora tiene siete meses de vida y que ella misma define como una parte importante de su existencia.

En conversación con BioBioChile, la comunicadora relató lo que ha significado para ella esta nueva etapa, la cual ha vivido junto a su esposo y su familia.

“Ha sido una experiencia muy bonita, porque yo me esperaba un poco un trabajo bastante arduo. Ha sido un periodo de mucho amor, pero al mismo tiempo yo tengo hermanas que tienen hijos y decía ‘claro, es harta pega"”, indica.

En este punto, Deiber apunta al compañerismo y buen conjunto que ha logrado con Axel Reichhard y ambas familias, quienes les han ofrecido ayuda de forma incondicional.

“Efectivamente así ha sido, ha habido harto trabajo, pero estoy súper contenta, tengo un niño muy lindo, que se porta muy bien y tengo la suerte de tener ayuda, de estar en pareja, porque no siempre esto es así y bueno, es un apoyo importante”, enfatiza.

Por otro lado, la conductora de Chilevisión enfatiza que esta unión familiar le ha ayudado mucho con el nuevo desafío en pantalla, reconociendo que ha sido difícil compatibilizar horarios.

“He compatibilizado la pega bastante bien. Algunos días he tenido la posibilidad de llevar a mi hijo al canal cuando se graba más en extenso y cuando no puedo, tengo a una familia que está súper dispuesta para ayudar con lo que se necesite”, recalca.

View this post on Instagram

Fin de semana en familia @axelreichh 😍 @bbpro_store

A post shared by Emilia Daiber (@emiliadaiber) on

Pese a todo, Daiber reconoce que ha sido bastante positivo volver a la estación televisiva y estar dentro de una nueva apuesta, que la llevará al primer plano.

“Ha sido un proceso bonito de llegar a la pega, ha sido paulatino y bueno, siento que con ayuda la maternidad se siente un poquito menos dura, siempre mi familia ha estado bastante presente”, sostiene.

“El discípulo del chef”

La animadora contó algunos detalles de lo que se viene con El Discípulo del Chef, indicando que será un espacio donde se verá a tres reconocidos especialistas en nuevas facetas.

“Es un formato que tiene varias novedades, una de ellas es que los chefs van a tener que competir entre ellos. Por primera vez se les va a ver en ese lugar. Lo otro es que el programa muestra básicamente cómo es una cocina por dentro”, señala.

Asimismo, Daiber asegura que esta nueva producción permitirá a los seguidores imaginarse cómo es el trabajo que se realiza al interior de un restaurante.

“Eso de alguna forma narra o te hace imaginar cómo es una cocina por dentro y toda la dinámica que allí se logra. En ese sentido, hay participantes que han estudiado gastronomía y otros que son amateur pero con muy buen nivel”, asevera.

Por otro lado, la comunicadora contó que el proceso de casting del programa fue bastante extenso, añadiendo que en pantalla se verán enfrentados el talento y las historias de los concursantes.

“Fue un casting de miles de personas. Dentro de eso el casting se fue acotando hasta que finalmente fueron quedando menos y llegamos al número actual que veremos en pantalla. No puedo adelantar mucho, pero todos tienen sus historias”, confiesa.

Respecto a su rol, Daiber sostuvo que será la encargada de narrar todo lo que ocurra dentro de los capítulos del programa, aunque en esta ocasión evitó compararse con lo que hizo Diana Bolocco en Masterchef.

“El rol de la conducción es ir guiando y contando las dinámicas de los discípulos y los chefs, por ende es algo muy similar a lo que hacía Diana Bolocco en Masterchef“, sostuvo.

Asimismo, también indicó que conocía de antes a los tres maestros de la cocina que estarán presentes en el espacio.

“A Yan lo conocía, me tocó trabajar con él en TVN en algunas cosas. A Ennio lo conocía porque iba como comensal a su restaurante y a Sergio por ser un reconocido chef”, comenta.

La apuesta de Chilevisión

Durante este 2019 hemos visto que la estación propiedad de Turner ha apostado por renovar gran parte de sus rostros, apostando por personajes más jóvenes que den un nuevo valor a los contenidos.

De esta forma, se ha visto el surgimiento de Roberto Cox en las noticias, Millaray Viera en Yo Soy, Paloma Moreno en la teleserie Gemelas y la propia Emilia en El Discípulo del Chef.

View this post on Instagram

Feliz fin de semana para tod@s!!!! 💫

A post shared by Emilia Daiber (@emiliadaiber) on

Para Daiber, esto le da un gran valor agregado a la actual apuesta de su casa televisiva.

“Me parece maravilloso. Que Chilevisión esté apostando por animadores jóvenes habla súper bien del canal, porque la apuesta es por hacer programas nuevos, programas familiares, de entretención y la palabra ‘apuesta’ me parece acertada”, expone.

“Te entregan la confianza, en el fondo, para poder hacerte cargo de estos proyectos y sin tanto temor. No se trata de un caso particular, hay muchas apuestas por potenciales rostros”, agrega.

Por último, Daiber reconoce que se toma este nuevo desafío televisivo con mucha tranquilidad, aunque con los nervios propios de quien está pronto a debutar en las “grandes ligas”

“Yo me tomo este desafío desde un lugar muy tranquilo porque además tenemos un equipo que confío, que es sumamente contenedor, que te apoya, que te da las directrices. Entonces uno se siente muy cómoda, más aún con un programa de esta envergadura”, concluye.