TV y Espect√°culo
Martes 30 julio de 2019 | Publicado a las 14:47 · Actualizado a las 15:44
La gran pena de "Nan√°" por Daniela Castro: "No la he visto m√°s"
visitas

Daniela Castro y Eliana “Nan√°” Hern√°ndez son dos de las figuras m√°s recordadas de la primera temporada de Masterchef, pero al parecer no son tan cercanas como lo fueron en el programa.

As√≠ al menos lo asegur√≥ la recordada “Nan√°” en No Culpes a la noche, donde asegur√≥ que la ganadora del espacio de cocina no la ha visitado ni llamado.

Seg√ļn la mujer de 88 a√Īos, Daniela era una de sus compinches en la competencia y le prometi√≥ “venir a verme y no ha venido m√°s‚ÄĚ. ‚ÄúNo la he visto m√°s. Solamente fui cuando lanz√≥ su primer libro. De ah√≠ me dijo y prometi√≥ todo el tiempo que iba a estar conmigo, que no me iba a abandonar, que me iba a ver y qu√© se yo. Puras promesas de buena educaci√≥n‚ÄĚ, sentenci√≥.

La “abuelita” Eliana tambi√©n record√≥ que junto a Daniela y Leonora Saavedra hicieron una promesa mientras estaban en el programa. ‚ÄúConversando las tres, dijimos ‚Äė¬Ņqu√© pasar√≠a si una ganara los 25 millones?‚Äô. Entonces, convers√°bamos y dec√≠a ‚Äėsi los ganara, me gustar√≠a compartirlo con la otras dos personas o tres personas, porque es mucha plata‚Äô‚ÄĚ, coment√≥.

Canal 13
Canal 13

Las tres amigas prometieron que si ganaban compartir√≠an el premio con las otras dos. “Nos tomamos las manos y todo. Y resulta que la Daniela gan√≥ los $25 millones‚Ķ Son como 23, porque tiene que pagar impuesto (…) Entonces, no le tom√© asunto a eso, no me interesaba, porque cuando ingres√© a MasterChef, no iba con el inter√©s de ganar plata, ni viajes ni nada. Yo iba con el inter√©s de aprender m√°s de lo que yo sab√≠a. Y una experiencia para estar con otras personas”, dijo.

“Pero s√© que despu√©s la Leonora la oblig√≥ que ten√≠a que pagarle la plata”. Me cont√≥ ella misma (Castro) que tuvo que darle la plata. Y me dijo ‚Äėahora, Nan√°, estoy en condiciones de darle lo que le ofrec√≠’. (Yo le dije) ‘No, Daniela. Eso te lo ganaste t√ļ, es tuyo y no tengo por qu√© estar recibi√©ndolo. A m√≠ no me corresponde. As√≠ que qu√©date tranquila‚Äô. Esas fueron las palabras y de ah√≠ nunca m√°s”, record√≥.

Pero m√°s all√° del dinero, lo que realmente le duele a Eliana es la falta de comunicaci√≥n. ‚ÄúMe dio el n√ļmero de su celular. La he llamado de repente, cuando me siento un poco sola, y nada, no contesta‚ÄĚ, dijo.

‚ÄúY si ella me ofreciera la plata, no se la voy a recibir tampoco, porque eso no es m√≠o. Ella se lo gan√≥. No es m√≠o (…) La verdad, voy a ser bien sincera al decirlo. Yo tengo mi ancianidad asegurada, gracias a Abastible, que me tuvo dos a√Īos y medio, y ahora estoy con Chilehuevos. Entonces, yo tengo asegurada mi vejez para vivirla tranquila, comprarme mis remedios, vivir bien. Incluso, pienso hacer un viaje. A ver si me resulta‚ÄĚ, finaliz√≥.

Tendencias Ahora