TV y Espect√°culo
S√°bado 06 julio de 2019 | Publicado a las 15:28
"Puto Chino Maric√≥n": el artista espa√Īol que critica las discriminaciones en la comunidad LGBTQ+
Por Scarlet Stuardo
La información es de Agence France-Presse
visitas

“Puto chino maric√≥n” ser√≠a un grave insulto para cualquiera. Tambi√©n lo era para Chenta Tsai Tseng, un cantante homosexual espa√Īol de origen asi√°tico, hasta que decidi√≥ rebelarse y convertirlo en su nombre art√≠stico.

A sus 28 a√Īos, este cantante, DJ y escritor se est√° haciendo un nombre en Espa√Īa por sus cr√≠ticas mordaces al racismo en la comunidad LGTB y la sociedad en general, la generaci√≥n selfi y las fiestas del Orgullo como la que se celebra ahora en Madrid.

Con formaci√≥n de arquitecto y violinista, Chenta cre√≥ su alter ego “Putochinomaric√≥n” hace dos a√Īos en reacci√≥n a los insultos que recib√≠a por la calle.

View this post on Instagram

I'm so 3008 you're so 2000 and late

A post shared by Chenta Tsai (@putochinomaricon) on

“Dije ‘hasta aqu√≠, voy a empezar a aceptar mi cuerpo, a aceptar mi identidad"”, explica Chenta a la AFP antes de una sesi√≥n de DJ en Madrid.

Compuso una canci√≥n corta y la colg√≥ en Instagram. Dos a√Īos despu√©s, ha lanzado dos √°lbumes y una autobiograf√≠a y ha actuado en grandes festivales como el S√≥nar o el Primavera Sound de Barcelona.

Delgado y de hablar tranquilo, Chenta sopesa cada palabra que pronuncia, sazonando la entrevista con fórmulas del lenguaje inclusivo. Todo un contraste con su excéntrica imagen en el escenario y su electropop irreverente.

“Que te fuiste a Mallorca y te quedaste en el Ritz, que te sientes macho alfa y lo petas en el gym, que tu padre te compr√≥ el Ferrari para presumir… Tu puta vida nos da un poco igual”, canta en uno de sus temas.

‘Tienes la piel amarilla’

Nacido en Taiw√°n en diciembre de 1990, Chenta emigr√≥ a Espa√Īa con sus padres cuando solo ten√≠a once meses.

La primera experiencia en la que recuerda no haberse sentido como los otros fue jugando con un amigo con cuatro o cinco a√Īos. “Me dio el Power Ranger amarillo y, claro, yo quer√≠a el Power Ranger rosa”, rememora entre risas.

“Yo no entend√≠a porque me asociaba con el color amarillo y en ese momento me dijo: ‘que t√ļ tienes la piel amarilla, que t√ļ eres distinto”. As√≠ ha continuado desde entonces, incluso en las citas amorosas.

“O te rechazan por el mero hecho de ver tu foto y ver que eres asi√°tico, o te fetichizan y quieren salir contigo por el mero hecho de ser asi√°tico”, explica.

Hay incluso motes para ello: “mashed potato” (pur√© de patatas) para los homosexuales blancos que solo buscan blancos, “rice queen” (reina del arroz) para los no asi√°ticos que quieren asi√°ticos.

Todo referencias gastron√≥micas, apunta Chenta, que inspiraron el nombre de su primer √°lbum: “Coraz√≥n de cerdo con ginseng al vapor”.

Su discurso denuncia la discriminaci√≥n dentro de la comunidad LGTB que, seg√ļn √©l, suele favorecer a los hombres blancos y musculados poco afeminados.

En las celebraciones del Orgullo, por ejemplo, cree que se depara poca atenci√≥n a las “mujeres, mujeres trans, discapacitados” o grupos de etnias distintas.

Aunque su postura crítica se está suavizando

Este a√Īo, el Orgullo de Madrid escogi√≥ centrarse en los 50 a√Īos de lucha del movimiento desde las hist√≥ricas protestas de Stonewall en Nueva York.

Ser√° el primero desde las elecciones municipales de mayo en las que el ayuntamiento de la capital espa√Īola vir√≥ a la derecha con el apoyo del emergente partido ultraderechista Vox, muy beligerante con el colectivo LGTB.

“Siento que, bajo el clima pol√≠tico en el que estamos, tenemos que agruparnos m√°s que segregarnos”, afirma.

Restaurante, bazar o instrumento cl√°sico

Para Joan Luna, editor de la revista musical espa√Īola Mondo Sonoro, el atractivo de “Putochinomaric√≥n”, adem√°s de su imagen estrafalaria y su “pop electr√≥nico muy efectivo”, es su discurso. “Las letras conectan con la gente”, asegura.

Tambi√©n destaca que el hecho de ser un artista asi√°tico en Espa√Īa es un hecho novedoso.

“A nosotros, como asi√°ticos, se nos ve como que se nos dan bien aquellos trabajos que no est√°n muy ligados al entretenimiento, como m√°s de matem√°ticas y de ciencias”, dice Chenta.

Estos estereotipos est√°n tan arraigados que incluso su padre cre√≠a en ellos. “Mi padre siempre ten√≠a esta noci√≥n absurda de que si t√ļ eras asi√°tico, s√≥lo pod√≠as hacer tres cosas: abrir un restaurante, abrir un bazar o ser un instrumentista cl√°sico”, explica.

En ese tiempo, el chelista sinoestadounidense Yo-Yo Ma era un referente. Y as√≠ fue como Chenta termin√≥ gradu√°ndose como violinista en el Real Conservatorio de M√ļsica de Madrid. Solo hab√≠a un problema: √©l odiaba el viol√≠n.

Revisa aqu√≠ algunas de las canciones de “Puto chino maric√≥n”.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora