La actriz chilena Leonor Varela se encuentra de vacaciones en California, Estados Unidos, en compañía de su esposo Lucas Akoskin y su hija Luna Mae. La artista se ha mostrado alegre en las fotos que publicó en redes sociales, aunque no escondió su pena por extrañar a su fallecido hijo Matteo.

A siete meses del deceso del pequeño, Varela parece haber encontrado consuelo en el resto de su familia, aunque el dolor por la pérdida de su hijo es algo que “nunca va a pasar”, reconoce.

“Días llenos de momentos mágicos. Su alegría es la mía. Pero mentiría si no dijera también que lloro todos los días por el hijo que extraño de manera inconsolable. No pretendo que le pena pase. Jamás. Sólo aprendo a vivir con ella un poco mejor”, indicó en Instagram.

En la serie de imágenes se ve a la actriz compartiendo de forma alegre con su hija Luna, quien fuera la hermana mayor de Matteo.

El pasado sábado, Leonor fue parte de la última emisión del programa La Divina Comida, en el cual habló de diversos temas relacionados con su vida.

Uno que generó especial atención fue su relación profesional con el director Nicolás López, quien es investigado por cinco supuestos casos de abuso sexual. Según su propio testimonio, ambos tienen una conversación pendiente.

“Nicolás López es una persona que quise y que quiero mucho como persona. Nicolás nunca a mí me agredió sexualmente. Y en el Twitter lo que puse fue eso. ‘¿Sabes qué más? Las cosas que me estabas diciendo son mentira. Nunca me acosté contigo. No digas más eso”, puntualizó.

Junto con eso expresó que uno de los problemas que tenía López en su vida era la forma cómo se relacionaba con la mujeres.

“Nicolás era una persona que tenía una manera muy nefasta de relacionarse con las mujeres.
Y eso yo creo que lo ha aprendido. A mí me gustaría hablar hoy con él. De hecho, es una conversación que tengo pendiente, porque yo quiero escuchar su versión también”, expresó en la oportunidad.