TV y Espectáculo
Mánager de famosos también denuncia a cirujano plástico Elmer Terrazas: muestras secuelas
Publicado por: Bernardita Villa
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

El cirujano plástico argentino Elmer Terrazas continúa sumando denuncias en su contra. Tras el crudo caso de Paulina Hormazabal, la amiga de Belén Mora que pasó más de dos meses en la UTI tras someterse a una operación con él, ahora también se suma el conocido mánager y productor de eventos Suro Solar.

El representante y amigo de Gala Caldirola conversó con BioBioChile para contar su poco grata experiencia con el médico trasandino, quien estuvo a cargo de la lipoescultura a la que se sometió hace más de seis meses y por la que sigue sufriendo las consecuencias.

Suro llegó a la clínica de Terrazas, luego que una joven que lleva las comunicaciones del doctor y que él conocía, lo contactara para decirle que estaban interesados en operarlo a cambio de publicidad en sus redes sociales y que le llevara a otros famosos.

Suro, por supuesto, se mostró interesado por lo que decidió ir a conocer al profesional. “Yo siempre le pregunté a esta chica si el doctor tenía los papeles en orden y me dijo que si. Yo como la conocía de antes, confié y después de tres consultas ya estaba entrando al pabellón”, explicó Solar.

Como es costumbre en estos procedimientos, Terrazas le pidió una serie de exámenes para ver si su salud era compatible con la operación. “La verdad es que sin revisarlos, él como que me aprobó la operación y me mandó a bajar 10 kilos de peso para operarme, entonces le dije que prefería bajar esos kilos y no operarme, pero él me dijo ‘no, te opero igual"”, recordó.

El día antes de la operación, el médico le pidió que fuera a la clínica y otro médico le sacó un 10% de sangre del cuerpo. “Prefirió no arriesgarse porque sabía que me estaba operando con esos 10 kilos demás y podía pasar algo. Yo igual tomé el riesgo, y obviamente no le echo la culpa a él, pero si es el doctor que sabe, debió estar seguro de lo que estaba haciendo”, comentó.

Tras aquel procedimiento, Suro se sometió a la cirugía, la cual comenzó a las 4 de la madrugada y se extendió por ocho horas en la clínica Almirante Pastene, en Santiago. Al igual que ocurrió con Paulina, el productor no contó con anestesia general, sino que fue operado con raquídea y sedación.

Según él mismo recuerda, una hora antes de que la operación terminara, comenzó a despertar. “Estaba consciente de lo que estaba viviendo ahí, en la última hora”, dijo.

“Al día siguiente estaba toda la clínica revolucionada con mi operación. Me iban a ver, me miraban raro. Luego por los comentarios de las enfermeras supe que durante la noche me habían dado convulsiones tras la operación”, comentó Solar, quien afirma que a pesar de todo, la recuperación comenzó bien.

“No tuve ninguna complicación extrema, pero han pasado seis meses y aún tengo hematomas y líquido encapsulado en todo mi abdomen”, sentenció y agregó que actualmente se está tratando con el doctor Pedro Vidal, quien le ha dicho que esto no es normal, independiente de la cantidad de litros de grasas que le hubiesen sacado. “Fue muy agresiva la operación, me quemó todos los costados de mi abdomen, que los tengo todos negros, así que va a ser una recuperación larga”, dijo.

Otras irregularidades

Tras la lipoescultura, Suro requirió de un tratamiento con un kinesiólogo, y Terrazas insistió en que fuera con un profesional que trabajaba con él. El problema fue que tras ser atendido por el especialista, tres seguidoras del productor en redes sociales, lo contactaron para darle una alarmante noticia.

Al igual que Solar, ellas también se habían operado en la misma clínica, donde conocieron al kinesiólogo que trató a Suro. El hombre las sorprendió al mostrarles fotografías del productor desnudo, donde incluso se podían apreciar sus genitales.

“Cuando me hicieron la lipoescultura, lo que más me afectó fueron los testículos que se llenaron de liquido, porque todo el líquido de la operación bajó ahí y las tenía del porte de tres pelota de tenis. Por eso me tenían que hacer masajes ahí (…) Sin que yo me diera cuenta, el kinesiólogo me tomó fotos desnudo y después se las mostraba a las pacientes en tono sexual”, comentó Solar.

El amigo de Camila Recabarren se las arregló para ver esas fotos que lo dejaron impactado. En ese momento llamó a Terrazas para informarle lo que pasaba, pero el médico le comentó que ya estaba al tanto. “Le dije, ‘y ¿por qué no me llama y me cuenta?’ (…) Este chico que aún trabaja con él, no sólo se jactaba de tener fotos mías, sino que también de Yuli Cagna, Italo Robles (exMister Chile), de Belén Mora… decía tener fotos de todo el mundo”, aseguró Suro.

Pese a estar enterado, Terrazas no hizo nada contra el kinesiólogo.

Tras aquel llamado, Suro no volvió a tener contacto directo con el médico, quien actualmente está de vacaciones en Argentina junto a su esposa. “Yo creo que se está arrancando de lo que se está hablando en Chile”.

Según comentó el productor de eventos, no quiso hablar antes porque no creía en una mala intención de parte de Terrazas. “Yo no creo que un doctor me quiera dejar mal operado, no creo que lo haya hecho con intención y yo también asumo que una operación puede tener riesgos. Yo por suerte no quedé tan mal, pero cuando comencé a vivir las otras cosas como el tema de las fotografías o vi a otras personas que estaban en la UTI, decidí hablarlo para no ser parte de algo que no está bien”, agregó.

Actualmente, Suro planea entablar acciones legales en contra del médico por el tema de las fotos. “Yo estoy hablando con mi abogado quien está viendo el tema, pero va a ser una demanda contra el doctor porque era su clínica la que me prestaba servicios de kinesiología, no una persona particular”, finalizó.

URL CORTA: http://rbb.cl/ixnq
Tendencias Ahora