El capo mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán y el actor que le interpreta en la serie televisiva Narcos cruzaron saludos el lunes en el juicio en Nueva York del exjefe del cartel de Sinaloa, quien anunció que no testificará.

El actor mexicano Alejandro Edda, de 34 años, dijo que decidió viajar desde México al juicio que comenzó hace casi tres meses en la corte federal de Brooklyn cuando se enteró de que éste es abierto a cualquier ciudadano.

El Chapo en la exitosa serie de Netflix confesó que “fue intimidante” estar en la misma sala que el temido capo narco, acusado de dirigir un inmenso imperio criminal y de torturar y matar a enemigos y traidores.

En un nuevo giro surrealista del proceso, un periodista presente en la corte presentó a Edda al abogado del Chapo Eduardo Balarezo, y éste explicó al acusado quién era ese joven de baja estatura y barba. El Chapo, sentado a pocos metros de distancia, le ofreció una gran sonrisa.

Edda también saludó a la joven esposa del acusado, Emma Coronel, de 29 años, que asiste casi a diario al proceso.

El Chapo, famoso por dos espectaculares fugas de cárceles mexicanas, está detenido bajo medidas extremas de seguridad y no puede hablar con nadie en la corte, salvo con el juez cuando éste le hace una pregunta.

En la cárcel solo puede recibir las visitas de sus abogados, asistentes legales y sus hijas mellizas de siete años, todo a través de un vidrio.