Alerta de Spoiler
Este artículo podría contener información clave sobre la trama de un libro, serie o película.

Tras una historia que se desarrolló en 131 capítulos, este sábado se emitió de manera oficial el episodio final de Dragon Ball Super, donde se mostró la conclusión del Torneo de Poder de los universos. Goku y Jiren fueron los grandes protagonistas.

En el último capítulo de esta saga, Freezer y Androide 17 unieron sus fuerzas para eliminar al concursante más fuerte del torneo, el monstruo Jiren. Sin embargo, este último es demasiado fuerte para ambos, lo cual se ve alentado por un aliento de otro personaje, Toppo.

Parecía que todo estaba perdido para 17 y el antiguo emperador del universo, quien había destruido planeta Vegeta (donde nacieron los Saiyajin). Sin embargo, en ese momento se reincorpora Goku y en una táctica elaborada por los tres logran sacar a Jiren de la plataforma, quedando solamente el androide en ella. Dándole la victoria al Universo 7.

Dragon Ball Super
Dragon Ball Super

Esta épica escena deja en claro que Jiren es el ser más fuerte que se ha visto en esta historia hasta la fecha, elevando su KI hasta tal punto que Goku y Freezer, enemigos “a muerte”, deben trabajar en equipo para acabar con él.

Luego de la eliminación del Universo 11, Número 17 pide un deseo con las súper esferas del dragón. Su voluntad final fue que todos los universos que habían sido eliminados en combate volvieran a existir.

De esta forma vuelven a aparecer personajes como el propio Jiren, las Tropas del Orgullo, Cabba, Caulifla, Champa, Roh y otros más.

Dragon Ball Super
Dragon Ball Super

No obstante, el villano Freezer también vuelve a la vida, por obra de Beerus el Dios de la Destrucción, y está autoconvencido que continúa siendo el “emperador”. Ante esto Goku, una vez más, le deja en claro que todos entrenarán muy duro para detener cualquiera de sus ambiciones.

Tras esto, todos los representantes del Universo 7 vuelven a la Tierra, donde son recibidos con un enorme banquete. Tras una travesura de Pan (nieta de Goku), Vegeta de enfurece y ambos entran, una vez más, en conflicto.

En el fondo, el Príncipe de los Saiyajin no puede aceptar que Goku continúe un paso por sobre él, teniendo la convicción que, a pesar de todo, puede superarlo en fuerza.

El último capítulo de Dragon Ball Super termina con la frase “¡Nos volveremos a ver!”. Debido al éxito que tuvo esta serie, no sería raro que existieran novedades en el corto plazo respecto a otra entrega.

Por lo pronto, la película se estrenará en el mes de diciembre, por lo que habrá que esperar varios meses para ver peleando a Goku frente a un nuevo rival.