Esta tarde, autoridades de Estados Unidos encontraron sin vida en su departamento al joven músico Benjamin Keough (27), quien era hijo de Lisa Presley y nieto de Elvis Presley. Inicialmente, se indicó que el artista atentó contra su vida.

La información fue corroborada por TMZ, medio que confirmó que Keough tenía una herida de bala autoinfligida. Su cuerpo será sometido a una autopsia en California.

La familia se refirió al hecho a través de un comunicado, donde indicaron sentirse “devastados” por este hecho.

“Ella (Lisa) está completamente desconsolada, inconsolable y más que devastada, pero trata de mantenerse fuerte para sus gemelos de 11 años y su hija mayor. Ella adoraba a ese niño (Benjamin). Fue el amor de su vida”, indicaron.

Benjamin había sido fruto de una relación que tuvo su madre con su primer esposo, Danny Keough, con quien tuvo otra hija llamada Riley Keough (actriz).

Hay que señalar que el joven también era músico y había firmado un contrato por cinco millones de dólares en 2009. No obstante, en los últimos años había estado alejado del foco de atención.