TV y Espect√°culo
Domingo 12 enero de 2020 | Publicado a las 09:33 · Actualizado a las 11:50
Cara a cara: Isabel II convoca una reunión familiar tras la crisis provocada por Harry y Meghan
Por Paola Alem√°n
La información es de Agence France-Presse
visitas

La reina de Inglaterra, Isabel II, se reunir√° el lunes con varios miembros de la familia, entre ellos su nieto, el pr√≠ncipe Enrique, tras la crisis provocada por este y su esposa Meghan al anunciar su deseo de abandonar sus obligaciones en la realeza, una decisi√≥n que ha convulsionado al clan y a la opini√≥n p√ļblica.

Seg√ļn la prensa brit√°nica, el pr√≠ncipe Enrique ver√° a su abuela en compa√Ī√≠a de su padre, el pr√≠ncipe Carlos, y de su hermano, el pr√≠ncipe Guillermo, con quien mantiene relaciones tensas.

El encuentro se celebrar√° en la residencia privada de la Reina en Sandringham, en el este de Inglaterra.

Meghan, quien se encuentra en Canadá, podría participar en el encuentro a través de una conferencia telefónica.

El ambiente ser√° sin duda muy tenso, ya que la familia pr√°cticamente se enter√≥ por la prensa del deseo de Enrique, de 35 a√Īos, y de su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle, de 38 a√Īos, de retirarse como miembros de primer rango de la familia real, vivir una parte del a√Īo en Norteam√©rica y trabajar para adquirir independencia financiera, todo ello “sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”.

Seg√ļn la prensa brit√°nica, la reina, de 93 a√Īos, no fue consultada y est√° triste. Isabel II pidi√≥ a la familia que encuentre una “soluci√≥n” al deseo de su nieto, sexto en el orden de sucesi√≥n al trono.

Seg√ļn el Sunday Times, en el encuentro se abordar√°n varios temas como la cantidad de la asignaci√≥n financiera que el pr√≠ncipe Carlos atribuye al matrimonio, que son los ingresos principales de la pareja, los t√≠tulos reales y el alcance de las transacciones comerciales que Enrique y Meghan podr√°n emprender.

Despu√©s de que los duques de Sussex hicieran p√ļblico su deseo, el Palacio aseguraba que estas “son cuestiones complicadas que requieren tiempo para ser resueltas”.

Se√Īal del malestar que esta decisi√≥n ha creado en la familia real, el Sunday Times publicaba el domingo que el pr√≠ncipe Guillermo siente que √©l y Enrique, muy unidos desde la muerte de su madre en 1997, se hab√≠an distanciado mucho.

“He puesto mi brazo sobre los hombros de mi hermano toda la vida pero ya no puedo seguir haci√©ndolo. Somos entidades separadas”, public√≥ el diario, citando una confesi√≥n que el pr√≠ncipe Guillermo habr√≠a hecho a un amigo.

DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP
DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

Una “mezcla t√≥xica”

Enrique, Meghan y su hijo, Archie, de ocho meses, pasaron la Navidad en Canadá, y la exactriz estadounidense regresó a ese país esta semana.

Se tomaron unas largas vacaciones tras haber expresado su malestar por las críticas de la prensa sensacionalista británica sobre los supuestos caprichos de Meghan Markle y su lujoso estilo de vida.

Enrique, que antes de sentar cabeza era conocido como el miembro más disipado y problemático de la familia real británica, siempre tuvo una difícil relación con la prensa y recientemente se querelló contra varios diarios asegurando que estaban acosando a su esposa como lo hicieron con su madre, Diana.

Hasta el momento, Meghan y Enrique han renunciado a su parte de asignación mensual, aunque manifestaron su deseo de conservar sus títulos de duques, la protección policial y el uso del Frogmore Cottage, una casa en los terrenos del castillo de Windsor, al oeste de Londres, cuya renovación se pagó con 2,4 millones de libras del erario.

Adem√°s, la pareja registr√≥ la marca “Sussex Royal”, que cubre √°mbitos diversos: desde tarjetas postales hasta ropa pasando por consultor√≠as o campa√Īas caritativas.

Este deseo de Enrique y Meghan de querer vivir al mismo tiempo como pr√≠ncipes pero disfrutando de los privilegios de los ciudadanos an√≥nimos es una “mezcla t√≥xica”, en palabras de David McClure, experto en finanzas reales.

“Esto nunca ha funcionado antes”, dijo a la agencia de prensa Press Association. “¬ŅC√≥mo se puede estar mitad dentro, mitad fuera? ¬ŅC√≥mo asumir funciones p√ļblicas durante una parte de la semana y la otra mitad ganar dinero dando conferencias o haciendo libros? Es muy arriesgado”, dijo.

Y la opini√≥n p√ļblica, que observa con lupa las idas y venidas de su familia real, parece mirar con desagrado la decisi√≥n de Enrique y Meghan. Una mayor√≠a estima que deber√≠an renunciar a todo apoyo econ√≥mico de la realeza y del contribuyente y que el pr√≠ncipe ya no deber√≠a figurar en la l√≠nea de sucesi√≥n al trono.

DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP
DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP
Tendencias Ahora