TV y Espect√°culo
Miércoles 24 abril de 2019 | Publicado a las 12:31
Paul Stanley, fundador de Kiss, admitió que un defecto físico lo incentivó a perseguir la fama
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Si bien hoy en día es miembro de una de las bandas más importantes del rock a nivel mundial, el ascenso a la fama de Paul Stanley se debió en gran medida a un defecto de nacimiento.

Así lo reconoció el guitarrista y vocalista de la legendaria agrupación Kiss, agregando que buscó la fama para compensar sus propias inseguridades.

En entrevista con el programa The Big Interview, Stanley se√Īal√≥ que naci√≥ con una microtia, “lo que b√°sicamente es no tener una oreja”, sostuvo.

El m√ļsico indic√≥ que cuando adolescente no era una persona sociable. “Y cuando tienes un detalle f√≠sico que te diferencia del resto, te transformas en el blanco de un juicio implacable, y a veces, del rid√≠culo”, puntualiz√≥.

Gene Simmons y Paul Stanley en febrero de 2019 | Kevin Winter | Agence France-Presse
Gene Simmons y Paul Stanley en febrero de 2019 | Kevin Winter | Agence France-Presse

Seg√ļn el portal de Centros para el Control y Prevenci√≥n de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingl√©s), la microtia es un defecto en el cual la oreja no se desarrolla correctamente, quedando de un tama√Īo peque√Īo.

La gravedad de este defecto puede variar, desde anomalías que prácticamente no se notan hasta problemas mayores en la formación de la oreja.

De esta manera, el fundador de Kiss explic√≥ que el ascenso a la fama fue “una manera de obligarme a pararme frente a la gente y decir: ¬°Ves, deber√≠as haber sido amable conmigo!”.

Paul Stanley, Tommy Thayer, Eric Singer y Gene Simmons | Agence France-Presse
Paul Stanley, Tommy Thayer, Eric Singer y Gene Simmons | Agence France-Presse

No obstante, el norteamericano admitió que ser famoso no resolvió sus problemas ni tampoco cambió nada.

“Fui lo suficientemente afortunado como para que me llegara el √©xito, y me di cuenta de que no me hab√≠a cambiado nada, ni siquiera en mi amabilidad con el resto de los humanos”, expres√≥.

“Fui bendecido, ya que en ese momento de tu vida, cuando te vuelves famoso, es una decepci√≥n porque no es un remedio, y suele pasar que, o te metes una aguja en el brazo, una pistola en la boca o vives la vida como una pat√©tica v√≠ctima. Yo no estoy para eso‚ÄĚ, sentenci√≥.

Tendencias Ahora