TV y Espect√°culo
Domingo 27 enero de 2019 | Publicado a las 12:46 · Actualizado a las 11:49
El día que Cate Blanchett cambió para siempre la Alfombra Roja de Hollywood con un comentario
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚Äú¬ŅLe hacen esto tambi√©n a los chicos?‚ÄĚ, pregunt√≥ Cate Blanchett, la estrella de Blue Jasmine, cuando la c√°mara de la Red Carpet del canal E! recorr√≠a su cuerpo intentando mostrar su vestido.

La actriz se enfrentó a Giulliana Rancic, la animadora de la cobertura del evento, en los SAG Awards de 2014, en el marco del cuestionamiento que estaban viviendo este tipo de programas que hacían la diferencia entre hombres y mujeres.

Mientras a ellos les preguntaban sobre sus proyectos en Hollywood, a ellas s√≥lo les hac√≠an preguntas acerca de cu√°nto tiempo demoran en vestir, en qu√© se inspiraron para elegir el vestido que llevaban o alg√ļn tip para el p√ļblico, con el que podr√≠an lucir igual de espectacular.

Durante las premiaciones de ese a√Īo ya hab√≠a sido Elisabeth Moss, quien tambi√©n se manifest√≥ durante los Globos de Oro frente a la popular ‚ÄúMani-Cam‚ÄĚ de E! Entertaiment, cuando la misma animadora le consult√≥ si pod√≠a mostrar sus u√Īas y joyas en la c√°mara dispuesta especialmente para captar estos detalles.

Fue en ese momento cuando la actriz que interpret√≥ a Peggy Olsen en Mad Men mencion√≥ que quer√≠a hacer algo hace un tiempo en la ‚Äúmani-cam‚ÄĚ, a lo que Rancic accedi√≥ para que Moss intentara levantar el dedo del medio en 2 ocasiones, manifestando la poca importancia que le daba a este tipo de situaciones.

Para 2015, m√°s actrices se sumaban a esta actitud. Julianne Moore y Jennifer Aniston se negaron a posar sus manos en la popular c√°mara. Seg√ļn menciona El Pa√≠s, actrices como Emilia Clarke, Reese Witherspoon o Sof√≠a Vergara se sumaron a este ‚Äúboicot‚ÄĚ neg√°ndose a mostrar sus u√Īas o joyer√≠a.

Al respecto, la editora de belleza de Vogue USA afirm√≥: ‚ÄúTu poder en Hollywood est√° directamente relacionado con la comodidad con la que rechazas la mani-cam‚ÄĚ.

Preg√ļntame algo m√°s‚Ķ

Kevin Spacey, el protagonista de House Of Cards, asistía a la ceremonia de los Oscar de 2014 cuando vivió lo que cualquier mujer, hasta ese momento, sentía en una alfombra roja.

Acorde a Vogue, Buzz Feed se encargó de entrevistar tanto al artista, cómo sus colegas Michael Keaton o Eddie Redmayne en los Bafta, con las mismas preguntas que les hacían constantemente a sus colegas mujeres.

El actor, actualmente demandado por abuso, mostr√≥ su sorpresa por las preguntas respecto al dise√Īador que hab√≠a elegido, su rutina para una dieta sana y si llevaba un ‚ÄúSpanx‚ÄĚ, la popular faja que usan las artistas para amoldar a la perfecci√≥n sus cuerpos.

Spacey, que no entend√≠a mucho, s√≥lo se limit√≥ a preguntarle a la reportera si ‚Äúhab√≠a fumado algo‚ÄĚ por las preguntas que le hizo, haciendo evidente la diferencia entre las entrevistas a mujeres y hombres.

Por su parte, Reese Witherspoon se encargó de promocionar el hashtag #AskHerMore, que llamaba a que los medios de comunicación que cubrían las red carpet de la temporada se dedicaran a preguntar por su trabajo o proyectos, enfocándose en su profesión y dejaran la tendencia de preguntar por sus vestidos y quedarse sólo en ese punto, destacaba Vogue.

La famosa mani-cam de E! desapareció y por fin se pudo ver en la popular previa a los eventos más importantes de Hollywood a reporteros enfocados en las carreras de las mujeres, dando una relevancia mayor a la carrera que vivieron para llegar a ser protagonistas de esa ceremonia y menor importancia a lo que pasaron para llegar a entrar en aquellos vestidos.

La consolidación con las mujeres de negro

Para 2018 el movimiento #MeToo y Time’s Up generaron una protesta generalizada en la alfombra roja, que comenzó con las mujeres del espectáculo participando vestidas de negro en la ceremonia de los Globos de Oro.

E! ya no recibió a actrices que se negaran a responder o mostrar sus vestidos, sino que artistas que vieron una oportunidad para hacerse escuchar en el marco de una manifestación que busca reivindicar sus derechos en la industria.

Y fue Debra Messing quien comenzó la noche hablando con libertad justo en el canal que más promovió de forma masiva la cosificación de la mujer en estos eventos, E!.

Al ser entrevistada por la presentadora, criticó al canal por no pagar lo mismo a su presentadora Catt Sadler, quien recibía casi la mitad del sueldo que percibía su coanimador Jason Kennedy.

Sadler renunció al canal luego de que se le negara un aumento de sueldo y sumió en la polémica al gigante del entretenimiento, lo que Debra avivaba frente a sus cámaras dejando sin palabras a la conductora del especial, que nuevamente era Giuliana Rancic.

Afortunadamente, para esa ceremonia y las posteriores pudimos ver a las artistas presumir su vestuario, pero también con la oportunidad de poder hablar sobre sus proyectos, el trabajo que realizaron o las causas que estaban apoyando, algo que sin duda es mucho más importante y de lo que seguramente Cate Blanchett está muy orgullosa.

Tendencias Ahora