TV y Espect√°culo
Martes 24 julio de 2018 | Publicado a las 19:49
Elton John critica duramente a Rusia y Europa del Este por "discriminar a los gays"
Publicado por: Camilo Suazo La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Elton John acus√≥ este martes a Rusia y a algunos pa√≠ses de Europa del Este de discriminar a gays, lesbianas, bisexuales y transg√©nero y de poner obst√°culos a la lucha contra el sida, en la conferencia internacional sobre la enfermedad que se celebra en √Āmsterdam.

En el segundo d√≠a del encuentro, Elton John y el pr√≠ncipe Enrique de Inglaterra anunciaron una nueva financiaci√≥n internacional de 1.200 millones de d√≥lares para “romper el ciclo” de transmisi√≥n del VIH, en un momento en que los cient√≠ficos se√Īalan los decepcionantes resultados en la b√ļsqueda de una vacuna.

Durante una rueda de prensa tras el anuncio, el cantante critic√≥ a Rusia y los pa√≠ses de Europa del Este. “Estos pa√≠ses practican una pol√≠tica de discriminaci√≥n importante contra los miembros de la comunidad LGTB”, denunci√≥. “Tenemos que combatirlo”, agreg√≥.

“No soy el presidente Putin o el presidente Trump. No estoy a la cabeza de un pa√≠s. Los pol√≠ticos tiene que ser m√°s humanos”, fustig√≥. “Si no hubiera este sectarismo y este odio, entonces esta enfermedad podr√≠a ser erradicada mucho m√°s r√°pidamente de lo que se pueda imaginar”, a√Īadi√≥.

La conferencia empezó el martes sus trabajos en sesión plenaria, en un contexto de preocupación sobre el repunte de un virus que afecta a casi 37 millones de personas en el mundo.

Miles de delegados ‚ÄĒinvestigadores, militantes, activistas y personas afectadas por este mort√≠fero virus‚ÄĒ est√°n reunidos desde el lunes para una conferencia de cinco d√≠as, en la que preocupan los efectos de la relajaci√≥n en materia de prevenci√≥n y la reducci√≥n de la financiaci√≥n internacional.

Los participantes se√Īalan tambi√©n las estrictas leyes contra las drogas y el hecho de que se compartan jeringas como causas del resurgimiento del virus VIH.

Peligrosa complacencia

El martes, el príncipe Enrique, la actriz estadounidense de origen sudafricano Charlize Theron y el propio Elton John aportaron su influencia en la 22ª Conferencia Internacional sobre el Sida para favorecer la recaudación de fondos en la lucha contra el virus.

Ante una sala repleta de p√ļblico, el duque de Sussex exhort√≥ a la poblaci√≥n mundial a unirse para luchar contra la “estigma mortal” que rodea al VIH, se√Īalando los “prejuicios que siguen presentes”.

“Los progresos por los que tanto luchamos se ven en riesgo por una peligrosa complacencia”, denunci√≥ asimismo.

Charlize Theron respaldó las palabras del príncipe Enrique, pero eligió hacer hincapié en las mujeres.

La epidemia “no es algo solo relativo el sexo o la sexualidad”, afirm√≥. “Sabemos que est√° vinculado al estatuto de segunda clase que se da a las mujeres y a las ni√Īas en el mundo”, lanz√≥.

La ganadora del Festival de Eurovisi√≥n de 2014, Conchita Wurst, quien anunci√≥ en abril que era seropositiva y segu√≠a un tratamiento antirretroviral, aprovech√≥ la ceremonia de apertura del lunes para insistir en el hecho de que a√ļn hay millones de personas que no tienen acceso a medicamentos vitales.

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que se transmite principalmente por contacto sexual o sangu√≠neo y que provoca el sida, infect√≥ a casi 80 millones de personas desde el inicio de los a√Īos 1980. M√°s de 35 millones de ellas fallecieron.

“Cuando nac√≠ hace 20 a√Īos con el virus VIH, el paisaje de la epidemia era muy diferente al de la actualidad”, explic√≥ Mercy Ngulube, una joven activista que asisti√≥ a la conferencia.

“Es realmente maravilloso poder vivir una vida en la que no necesito levantarme pregunt√°ndome si tenemos herramientas para combatir el VIH”, consider√≥. “Pero tambi√©n es triste vivir una vida en la que s√© que poseemos dichas herramientas y que algunas personas no tienen acceso a ellas”, precis√≥.

Seg√ļn Onusida, faltan 7.000 millones de d√≥lares por a√Īo para que esta enfermedad deje de ser una amenaza para la salud p√ļblica mundial para 2030.

Tendencias Ahora