TV y Espect√°culo
Domingo 22 julio de 2018 | Publicado a las 13:51 · Actualizado a las 10:48
La historia de Leighton Meester, la actriz que nació en la cárcel y desafió su destino
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Pocos creerían que la actriz que dio vida a la engreída y glamorosa Blair Warldof, en Gossip Girl, nació en la cárcel y es sobrina de una de las mujeres más buscadas de Estados Unidos.

Gracias a su talento y esfuerzo, la actriz pudo salir adelante, sin embargo, la sombra de su familia, especialmente de su madre, la persigui√≥ durante a√Īos. De hecho, su progenitora incluso la demand√≥ para que le proporcionara ayuda econ√≥mica y acus√≥ de agresi√≥n.

Pero, ¬Ņc√≥mo comienza la historia?

En 1983, su madre Constance Haas fue arrestada por su participación en una millonaria red de narcotráfico que contrabandeó marihuana desde Jamaica a Estados Unidos.

Haas no actuaba sola, sino que tambi√©n trabajaba con su hermana Judy, quien era la mente maestra detr√°s de la operaci√≥n de contrabando y se apodaba “Viuda Negra”. Al poco tiempo de ser arrestada, escap√≥ de prisi√≥n y se ocult√≥ como bailarina ex√≥tica, convirti√©ndose en la primera mujer en estar en la lista de los 15 criminales m√°s buscados de los Estados Unidos.

Mientras cumplía su sentencia en una cárcel de Fort Worth, Texas, Connie quedó embarazada y dio a luz a Leighton el 9 de abril de 1986. El Estado permitió que madre e hija se trasladaran a una casa durante tres meses, tras lo cual la mujer debía volver a la cárcel para cumplir los 16 meses que le quedaban en prisión.

Durante ese tiempo, la beb√© qued√≥ bajo el cuidado de su abuela materna, ya que tanto su padre como su abuelo tambi√©n se encontraban en la c√°rcel por tr√°fico drogas. Ambas se fueron a vivir a Marco Island, Florida, donde se reuni√≥ con sus padres cuando estos salieron de prisi√≥n. “Mi familia tiene una loca historia, probablemente la m√°s loca que haya o√≠do”, reconoci√≥ hace algunos a√Īos la actriz en la revista Marie Claire.

Los padres de Meester terminaron su relaci√≥n, y su padre se alej√≥ de la familia, lo que no fue un golpe muy duro para la ni√Īa, quien recuerda sus primeros a√Īos con cari√Īo gracias a la presencia de su abuela. “No fue sencillo. Pero jugu√© afuera. Fui a la playa. Hubo momentos felices y divertidos”, reconoci√≥.

Aunque Connie segu√≠a consumiendo drogas, siempre apoy√≥ a su hija en su deseo de ser actriz. A los 10 a√Īos Leighton conoci√≥ a un representante en una convenci√≥n de modelaje en Atlanta, el hombre qued√≥ encantado con ella y le ofreci√≥ llevarla a Nueva York con su madre. Ambas aceptaron y la ni√Īa de inmediato consigui√≥ trabajo en comerciales infantiles. “Trabaj√© mucho, a pesar de que s√≥lo era una ni√Īa. Me parec√≠a normal”, record√≥ en la publicaci√≥n norteamericana.

Connie y Leighton vivieron en un peque√Īo departamento en una zona alejada de la ciudad, y se manten√≠an con lo que ganaba la ni√Īa y lo poco que les pod√≠a enviar su abuelo. En ocasiones, ni siquiera ten√≠an dinero para comer, por lo que la ni√Īa madur√≥ r√°pidamente.

Esto repercuti√≥ en la relaci√≥n que mantuvo con sus pares, ya que no lograba encajar con sus compa√Īeros de colegio, por lo que prefiri√≥ terminar sus estudios en una escuela para adultos. “No podr√≠a conectarme con cosas de ni√Īos tipo ‘¬°Jimmy no me quiere!’ ¬ŅA qui√©n le importa? Me preocupaba que no tuvi√©ramos gasolina o comida. Esas eran mis principales preocupaciones”, confes√≥.

Cuando Meester cumpli√≥ 14 a√Īos, ella y su madre dejaron Nueva York y se fueron a Los √Āngeles para buscar una oportunidad como actriz. Nuevamente encontraron un peque√Īo departamento y los problemas econ√≥micos aumentaron. Pese a ello, la adolescente se mantuvo enfocada en su trabajo y en sus clases de actuaci√≥n, evitando novios y amigos. “Cuando ves c√≥mo reaccionas cuando sufres entonces sabes de qu√© est√°s hecho”, dijo.

En ese tiempo, el medio hermano de Meester (por parte de padre), Douglas, fue acusado de violaci√≥n tras presuntamente agredir sexualmente a una compa√Īera cadete en la Academia de la Fuerza A√©rea en Colorado. Los cargos fueron luego retirados a cambio de que Douglas se declarara culpable y pagara una multa de $ 2.000 d√≥lares, seg√ļn ABC 7News Denver.

Las cosas comenzaron a mejorar lentamente cuando consigui√≥ peque√Īos roles en series como Law & Order, House, 24 y Entourage.

A los 19 a√Īos su vida se transform√≥ cuando particip√≥ en el casting para el rol protag√≥nico de Gossip Girl, una serie juvenil que pretend√≠a causar pol√©mica al mostrar el lado m√°s oscuro de los adolescentes de la √©lite de Nueva York, nada m√°s alejado de su vida.

Fue as√≠ como en 2006 audicion√≥ para el rol de Serena Van Der Woodsen, pero se sinti√≥ mucho m√°s atra√≠da al papel de Blair Warldorf. Como aquel rol requer√≠a a una actriz de cabellera casta√Īa, decidi√≥ te√Īirse el pelo en el mismo lugar de la audici√≥n.

‚ÄúElla lleg√≥ y fue realmente graciosa, inteligente y vulnerable, a la vez. Pero hab√≠a un problema: era rubia. Y Blake Lively (quien finalmente se convirti√≥ en Serena) tambi√©n era rubia. Serena ten√≠a que ser rubia. As√≠ que Leighton fue hasta el lavamanos y se ti√Ī√≥ el pelo. Ella realmente lo quer√≠a‚ÄĚ, se√Īal√≥ el co-creador de la serie Josh Schwartz a Vanity Fair.

La serie se convirtió en un éxito y Leighton en una estrella de la televisión. Sus ingresos aumentaron, por lo que sintió la responsabilidad de ayudar a su familia. En ese tiempo, dejó de vivir con su madre y comenzó a enviarle dinero para cubrir los gastos de su hermano menor Lex, quien nació con una serie de problemas de salud.

La actriz le enviaba 7.500 dólares al mes, casi cinco millones de pesos chilenos, sin embargo, pronto se dio cuenta que su madre los malgastaba en ella misma.

Connie, por su parte, decidió demandar a su hija por tres millones de dólares, asegurando que la actriz debía pagar por los gastos y el tiempo que invirtió en ella para que se convirtiera en una estrella.

Meester, por su parte, también la demandó y solicitó la custodia de su hermano. En la acción legal, Leighton aseguraba que su madre utilizaba el dinero en cirugías plásticas, Bótox y extensiones de cabello, y no en el cuidado de Lex.

La mujer negó las acusaciones y contrademandó a su hija, asegurando que Meester se había comprometido a enviarle 10 mil dólares al mes (seis millones y medio de pesos) en compensación por el esfuerzo que hizo por ella en su infancia.

Más tarde acusó a la actriz de haberla golpeado violentamente con una botella, mientras discutían por dinero, y que fue su hijo menor quien tuvo que separarlas.

Cuando la actriz gan√≥ la demanda -aunque no la custodia de Lex-, su madre concedi√≥ una entrevista al tabloible In Touch donde asegur√≥ que estaba en completa bancarrota. “Me quitaron el autom√≥vil, no puedo pagar mis gastos y no podemos pagar la comida. S√≥lo me quedan 26 d√≥lares (17 mil pesos). Si algo no sucede pronto, nos quedaremos sin hogar”, dijo, y agreg√≥:” Acabo de realizar un an√°lisis de sangre y los m√©dicos est√°n bastante seguros de que tengo linfoma”, lo que nunca fue confirmado.

Tras los problemas legales, madre e hija no volvieron a tener una relación, y la actriz se enfocó por completo en su carrera, que tras el final de Gossip Girl no ha logrado despegar nuevamente.

Actualmente con 30 a√Īos, est√° casada con el actor Adam Brody, tiene un peque√Īo hijo y est√° lista para regresar a la televisi√≥n con un nueva serie llamada Single Parents, donde interpreta a una madre soltera.

Tendencias Ahora