El Ministerio de Salud dio a conocer el Índice Referencial de Costos de la Salud para el Sistema Privado.

Según cifras proporcionadas por la cartera, más de un millón setecientas mil personas experimentaron un alza en sus planes de isapre por sobre el promedio de 6,2% registrado el año pasado.

También conocido como el “IPC de la Salud”, el Índice Referencial de la Costos de Salud (IRCSA) señala la cifra máxima con que las Isapres deberían poder subir los precios anualmente a sus afiliados.

El indicador tiene por objetivo dar a conocer las variaciones reales de los gastos del sistema privado, según indicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, junto al superintendente del ramo, Patricio Fernández.

Este índice calculado por la Superintendencia de Salud y certificado por el Instituto Nacional de Estadísticas reveló, además, que más de 1.700.000 personas se vieron afectadas por el alza en sus planes de Isapres por sobre el promedio de 6,2% en 2019, del cual un 45% correspondió a planes de mujeres.

Por esta razón, el secretario de Estado estimó que la aplicación de esta herramienta podría evitar la judicialización de estas alzas.

La diputada de Renovación Nacional e integrante de la Comisión de Salud, Ximena Ossandón, manifestó que esta medida ayudará a contener la realización de cobros abusivos por parte de las isapres.

Mientras que el diputado de la Democracia Cristiana, Daniel Verdessi, consideró que se debe modificar el actual sistema de Isapres en respuesta a la tramitación del Plan de Salud Universal propuesto por el Gobierno de Sebastián Piñera.

Por su parte y mediante un comunicado, la presidenta de la Asociación de Isapres, Josefina Montenegro, sostuvo que el índice propuesto por la autoridad es menor a las estimaciones de costos de la industria, dado que cada Isapre tiene costos y proyecciones distintas.

De este modo, estimó conveniente revisar el detalle de dichos cálculos.

Las estimaciones del Minsal

El IRCSA es un indicador que se elaboró considerando 11 ítemes respecto del gasto y frecuencia de usos en las prestaciones de salud y licencias médicas, que será entregado anualmente en el mes de marzo.

Según informaron desde el Ministerio de Salud, el cálculo arrojó que el incremento para el año 2020 -2021 es de 4,0% en promedio, con un máximo de 5,2%.

El superintendente de Salud indicó que “estimamos que lo que corresponde objetivamente es un promedio de variación que no exceda el 4% llegando a un máximo de 5,2%”, comparando este resultado con el alza determinada por las Isapre para el año 2019, “donde tuvimos de máximo 10% y promedio de 5,1%, con lo que aparece una notoria diferencia”.

El ministro Mañalich añadió que el IRCSA será referencial hasta que se apruebe el proyecto de ley de Isapre que actualmente se encuentra en el Congreso.