La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó una sentencia que acogió la demanda presentada por la empresa hotelera Noi Hotels S.A. en contra de su exgerente de administración y finanzas.

El ejecutivo, en detalle, realizó transferencias fraudulentas desde la cuenta corriente del conglomerado por un monto total de $121.341.723 a cuentas bancarias que pertenecían a su esposa y sus dos hijos.

En fallo unánime, la Cuarta Sala del tribunal de alzada confirmó íntegramente la sentencia impugnada, dictada por el Octavo Juzgado Civil de Santiago, que acogió la demanda.

En el fallo de primera instancia ratificado, se dio por establecidos una serie de hechos en contra del demandado, Fernando Castellanos Bissieres.

El hombre transfirió desde una cuenta corriente del Banco de Chile, perteneciente a la empresa, un monto total de $121.341.723. El destino de esos dineros fueron las cuentas corrientes de su esposa (de iniciales I.Q.E.) y sus dos hijos.

“(…) Dichas transferencias fueron efectuadas a esas cuentas con los nombres de Automotora Santa Isabel, Asesorías CBP Limitada y Servicio Técnico Automotriz respectivamente”, detalló el Poder Judicial.

La investigación en torno a este caso fue por el delito de estafa y entre todos los involucrados tendrán que reponer los dineros al hotel.

A Fernando Castellanos Bissieres se le condenó a la pena de 817 días de presidio menor en su grado medio en calidad de autor del delito de estafa en grado de consumado. En tanto, su esposa e hijos quedaron con firma mensual por dos años.