McDonald’s informó este martes una pronunciada caída en sus beneficios durante el segundo trimestre, debido a la baja de ventas producto de los cierres por la pandemia.

La cadena de comida rápida sufrió un descenso del 68% en sus ganancias a 483,8 millones de dólares, tras una baja del 30% en sus ingresos, hasta los 3.800 millones.

Las ventas se hundieron en los principales mercados en los que McDonald’s está presente.

Sin embargo, la cadena sostuvo que en Estados Unidos no fue tan grave gracias a que su servicio de comida para llevar continuó, pese al cierre de locales al público.