Petrobras prorrogó hasta fin de año el teletrabajo, adoptado en marzo a causa de la epidemia de coronavirus, y examina su implantación permanente tres días por semana, informó la petrolera brasileña controlada por el Estado.

La prórroga del teletrabajo hasta el 31 de diciembre concierne a 25.000 de los 45.000 miembros de la plantilla, precisó la firma con sede en Rio de Janeiro.

La decisión se tomó “considerando el compromiso con la protección de la vida y la salud de los colaboradores”, en base a “la percepción de que la experiencia se está demostrando exitosa en términos de productividad”, agregó en un email.

Así y todo, “algunas actividades, por necesidad de la compañía, pueden retomar el trabajo presencial antes de fin de año (…), en espacios físicos y áreas adaptadas y adecuadas”, aclaró.

El éxito inicial del modelo llevó además a Petrobras a estudiar “la implantación permanente del teletrabajo hasta tres días por semana”, aunque por el momento sin precisiones sobre la amplitud de la medida.

“El modelo permanente se está examinando aún y sólo se iniciará después de la conclusión del actual modelo transitorio, en función de la pandemia”, indicó.

Brasil es el segundo país con mayor número de casos y de muertes por coronavirus, detrás de Estados Unidos. Hasta el miércoles, había más de 1,44 millones de contagiados y 60.600 personas fallecidas por la enfermedad.